M@re Nostrum

Florida
Texas
Antigua - Barbuda
Antillas Holandesas
Bahamas
Bermudas
Islas Vírgenes Brit.
Islas Vírgenes Am.
Cayman
Cuba
Rep.Dominicana
Jamaica
Puerto Rico
St.Kitts & Nevis
Trinidad y Tobago
Sta.Lucia
Turks & Caicos
Resto del Caribe
México
Belize
Honduras
Nicaragua
Panamá
Resto de Centroamérica
Sudamérica

Arriba
Arrecifes del Mundo

En català  En català
En español  En español
In english  In english
En français  En français

© Miquel Pontes 2017
Última actualización:
07 d’ag. 2017

ARRECIFES DE CORAL
El estado de los arrecifes de coral de
Florida

florida_map.gif
Se estima que el 90% de los arrecifes de coral de la zona están muriéndose, si no están ya muertos. La mala gestión del agua dulce, una población que se ha cuadruplicado desde 1930, el sedimento y los más de 3 millones de turistas que pasan por aquí anualmente están contribuyendo a este hecho.

A los arrecifes también los ataca la polución proveniente de los barcos, los resíduos agrícolas, las cloacas de los centros de población, y los resíduos orgánicos que fluyen hacia el mar por la miriada de canales artificiales que hay en Florida. La pesca deportiva es la actividad turística principal de la zona, y la pesca industrial es la cuarta actividad más importante, y ambas tienen un gran impacto sobre el arrecife.

Curiosamente, las mejores investigaciones sobre coral vienen de la Universidad de Georgia, cuyos científicos han diagnosticado un incremento de un 276% en las enfermedades de los corales por hongos y otros organismos en el año pasado. Mientras tanto, el equipo de investigación de la Universidad de Miami se ha dedicado a encallar sus barcos de investigación en los arrecifes, como el académico Joe Hazelwood que en Noviembre de 1997 se avino a pagar un total de 3,7 millones de dólares para ayudar a restaurar el arrecife de Looe Key, dañado en 1994 cuando el barco de la universidad encalló allí.

Un barco de investigación es poca cosa comparada con los grandes barcos que han encallado en los arrecifes del condado Broward en los últimos años, incluyendo un carguero de 170 metros de eslora en 1994, otro carguero que fue a encallar a la costa durante una tormenta en Febrero de 1998, un barco panameño de 120 metros de eslora que fue a parar también a la costa un mes más tarde, e increíblemente, un submarino nuclear de 120 metros de eslora, el U.S.S. Memphis, en Febrero de 1993.

Incluso los barcos pequeños causan un daño desmesurado: en Enero de 1998 un barco de pesca comercial de 16 metros de eslora encalló en el Rock Key National Marine Sanctuary, dejando un "rastro de destrucción" en una zona de coral protegido como es el cuerno de alce, el coral de fuego y el asta de ciervo.

Los conservacionistas de Florida tienen problemas a manos llenas, pero están ganando algunas batallas. A finales de 1997, El juez de distrito Joan Lenard multó a dos compañias, Ulysses Cruises Inc. y Seaway Maritime Co. con un total de medio millón de dólares por efectuar vertidos de petroleo y plásticos cerca de los cayos de Florida y Puerto Rico. El importe de las multas pagadas por Ulysses irán a la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) para iniciar la restauración de los arrecifes de coral y de otra vida marina.

En los Cayos, una ordenanza de reciente aplicación prohíbe el empleo de detergentes con fosfatos, con lo que se espera una reducción a la mitad de la polución por fosfatos proveniente de las alcantarillas, la cual es la responsable de poner en peligro el coral por culpa de los "blooms" de algas que aprovechan estos fosfatos.

Los operadores de buceo de Key West y los conservacionistas colaboran en las limpiezas periódicas promovidas en el proyecto Adopt-A-Reef que han extraído toneladas de basura desde 1994, y el equipo del proyecto OCEAN de la NOAA pone a disposición voluntarios para educar a los turistas buceadores y reducir así el impacto de estos en los arrecifes.

Por supuesto, siempre hay lugar para establecer reservas marinas protegidas, y no son solo las zonas de aguas someras las que requieren protección: en Febrero de 1998 el South Atlantic Fishery Management Council dijo que solicitaría al National Marine Fisheries Service la extensión de la protección al Oculina Bank, un raro arrecife de coral de aguas profundas frente al Indian River cuyos corales han sido dañados por los arrastreros que pescan langostinos y moluscos.

 

Equipo ACTION ATLAS:
Escritores: Paul Kretkowski, Monica Mehta
Investigación: Suzie Larsen, Mat Honan
Producción: Jennifer Villagran
Diseño: Caroline Joy
Producción técnica: Caia Grisar
Editor: Keith Hammond
Directorio de ONGs: Coral Reef Alliance

© Idea original: Motherjones

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:11


Hemos recibido visitas