M@re Nostrum

Expedición
Mare Nostrum 2003
por Pablo
Conde

Singladuras

Introducción ] Primera etapa, Baleares ] Italia y sus islas: Cerdeña, Favignana y Sicilia ] Grecia, Islas del Mar Jónico, Canal de Corinto ] Atenas, Peloponeso, Meteora, Islas del Mar Egeo ] Viaje al interior de Turquía ] Isla de Lesbos ] Viaje a Jordania ] Viaje a Siria ] Travesía Mitilini-Estambul ] Estancia en Estambul ] Travesía del Mar Negro ] Kiev (Ucrania) ] Constanza (Rumania) ] Vuelta al Mediterráneo ] Islas del Egeo y Chipre ] Travesía hasta Port Said (Egipto) ] Egipto, tierra adentro ] El Alto Egipto ] Hurghada ] Travesía Port Said - Alejandría ] Travesía Alejandría - Benghasi ] Libia ] Túnez - Muerte de Javier ] [ Fin de la travesía ]

Fin de la travesía

3 noviembre 2004

Salida de Monastir. La llegada de nueva sangre al barco permitirá la salida del recuerdo de esta ciudad y la continuidad del viaje. Dos buenos amigos, conocedores del mar y del barco:

MARCELINO ALONSO y JOSE ANTONIO MONFERRER (Monty)

Gracias a su caballerosidad bien demostrada y en recuerdo de nuestro amigo común Javier, hacen acto de presencia para continuar travesía y rescatar lo que queda de mi. No es por los kilos que aun están, es que psicológicamente estoy agotado.

Después del ritual de salida en la policía, pago de los pecunios en la marina y despedidas. Ponemos rumbo a Bizerte una travesía de 120 millas unas 24 horas de viaje. El parte meteorológico da como buena esta noche y parte del día siguiente. Necesitamos llegar antes de la tarde, ya que empeorará con fuertes vientos y mala mar. El cielo parece despejado el pronostico parece que cumple. Vamos a vela y motor. A unos 6,5 nudos.

Anochece el cielo se va cubriendo de nubes en nuestra trayectoria. El viento y el mar suben rápidamente. El barómetro baja a toda pastilla, en picado. Ya vemos un frente eléctrico y lluvias. Todo parece que corre hacia nuestro estribor (derecha), aun así tenemos rachas constantes de 30 nudos y a veces suben a 40. El mar es fuerte marejada con olas muy cortas y rompientes. Nos zarandean, golpean el casco y salpican con rabia el parabrisas.

Marcelino, uno de los puntales de esta travesía se encuentra enfermo. Algo le sentó mal de la comida. Vomito y se tumbo en el suelo del comedor. Haciendo de tripas corazón se levanta y empezamos a bajar velas. Queremos trepar al puerto a 18 millas al norte, Kebilia. Un puerto de pescadores que nos servirá de refugio. Monty al timón nos lleva. Algo suena mal en el motor, lo paramos.

Reviso motor, un manguito esta roto. Sustituyo el manguito con todos los zarandeos posibles. Arrancamos motor pero la marcha avante ahora no va. Miro el conversor, hecho liquido hidráulico un litro, pero sigue sin funcionar. Cambiamos rumbo hacia Hammamet a 25 millas al sur. Ponemos vela, con este rumbo podemos correr bien el temporal. La noche perfecta para estas cosas. El mar sube de volumen y el viento también. Navegamos con trinqueta y mesana, vamos a 2,5 nudos de lectura. El barco se acelera al llegar la ola, pasa rápida, golpea y monta un rebufo muy fuerte que deja al barco parado. El resultado es horroroso no avanzamos. Cada vez es peor la ola va con mas fuerza.

Vemos barcos de pesca aun lejos pero se mueven en nuestra trayectoria. Posiblemente con redes de arrastre. No podemos pasar por la popa. Solo nos queda adelantar y cortar su proa a 2,5 nudos. Cambiamos repetidas veces lo que nos permite el mar nuestro rumbo para salir de la ruta de colisión. Es curioso si pretendes no pasar por un punto que tienes a la vista no se como pero al final te echas encima.

Un pesquero ahora navega en paralelo y a veces cambia de rumbo, lo pone difícil. Tenemos al pesquero a 300 metros. Intentamos comunicarnos con ellos por radio en el canal 16. Necesitamos que comprenda que no tenemos maniobra. Todos nuestros intentos son fallidos. No contesta y estamos a 100 metros con rumbo de colisión al barco o a las redes. Damos luces pero no valen de nada el pesquero sigue su curso.

Una voz amiga, torre de control de Kelibia toma el mensaje e indica que repitamos por el canal 10. Es posible que el pesquero opere en este canal. Rápidamente Marcelino pasa al 10, repito mensaje, nada. Nuestra voz amiga repite nuestro mensaje en árabe y en los últimos 50 metros el pesquero para da marcha atrás y pasamos por su proa a una distancia de unos 40 metros. En fin mira que el mar es grande.

Una vez realizado esta gran ayuda torre de control de Kelibia pregunta nuestra situación. Hacemos un resumen: no tenemos motor, vamos a vela a 2,5 nudos rumbo a Hammamet. El mar nos saca de la ruta y no podemos arribar así al puerto. Es el único en muchas millas. Nos indica que un barco militar sale en nuestro auxilio.

La entrada a cualquier puerto por descontado que será imposible realizarla a vela con este barco de 20 toneladas. No somos suficiente tripulación, ni el barco maniobra fácilmente. Seria un riesgo muy grande de colisión con los otros barcos amarrados. Nos lo pensamos unos segundos y por seguridad aceptamos. Seguiremos en lo posible rumbo a Hammamet. Quedan 9 horas a esta velocidad.

Cada 20 minutos torre de control nos llama. Muy bien eso ayuda, sabemos que alguien se preocupa de nosotros. Parece que el barco militar viene de Sidi Bou Said. Eso esta muy lejos pero bueno seguimos. Ya estamos pasando frente a Hammamet sin poder cambiar rumbo. Vamos en ceñida, la ola de través. Solo queda capear en parado o tomar rumbo mas al sur. Nos indican que en una media hora llegan a remolcarnos. Perfecto aguantaremos. Lo que torre de control hizo es avisar al pesquero que nos recogiera.

No se que es peor si aguantar lo que sea en medio del mar sin obstáculos o que te remolquen. La entrada a cualquier puerto no seria posible solos por lo que nos remolcaran antes o después. El pesquero llega nos largan unos cabos que parecen el mástil de la mesana. Amarro como puedo el cabo. Vamos a 7 nudos, es decir si nuestro barco no sufre daños bien pero con los zarandeos del mar y los tirones no se como acabara la historia.

El barco de pesca nos abandona después de 4 horas largas. Vemos un barco militar. Viene del sur. Cambio de amarras. Quedamos al pairo sin velas y dando pantocazos. La patrullera lanza un bote al agua con mucha gente para mi gusto. El mar maltrata al bote que con tanta gente se mueve difícil. Pierden dos veces el cabo de arrastre y eso que son cinco. Por fin con muchas dificultades nos dan la amarra.

Este Capitán sabe lo que hace. Vamos a 4 nudos y ellos compensan nuestra trayectoria en el arrastre. Nuestro barco no sufre tirones. Empieza amanecer. Arribamos a un puerto pesquero no sabemos que puerto es. No tenemos referencias claras. El barco militar indica que cambiamos a un barco mas pequeño para entrar al puerto. Soltamos amarras, quedamos al parió de nuevo. El mar bajo mucho, el viento es de 15 nudos pero nos movemos a 1,2 nudos. Nos alejamos. Estamos agotados, mis compañeros duermen yo ya no puedo ni eso.

Dos horas mas tarde las 8:00 de la mañana un barco de la policía hace acto de presencia. Solo nos mira, no hace nada. Dice que los militares de nuevo nos remolcaran a la bocana del puerto. Derivamos como 3 millas estando al pairo. Vuelta a las amarras, esta vez las lanzan desde cubierta con un escandallo. Marcelino recoge el testigo que le golpea en la cabeza. Monty al timón. Atamos la amarra y a la bocana.

Llegamos, vemos un barco pesquero pequeño. Viene con un cabo algo ridículo para arrástranos pero es lo que hay. Me entra pavor pensando en las maniobras dentro del puerto. Este barco arrastra poco no se si empezaremos a dar golpes a todo nuestro alrededor. Entramos por la bocana algo justos. Regate a estribor dentro de la dársena. Ahora quieren entrar a babor por un canal donde no veo hueco. Tiene de largo 40 metros, ¿pararemos? y no se si ¿cabremos? la policía indica que adentro. Nos gritan que nos abarloemos a un barco turístico a nuestro babor. Un galeón de 12 metros de alto por 20 de largo. En esta zona son muy populares. Los turistas salen a menudo a dar una vueltecita por el mar. Se encuentra, nada de realizar el giro. Nos cogimos como una lapa al costado. Amarramos como pudimos y empezamos a dar las gracias. El pesquero quería algo mas, nos vería luego. Nos fuimos a dormir, no me quite ni la ropa.

4 de noviembre 2004

Beni Khiar. Mis compañeros Marcelino y Monty se levantan a las pocas horas de acostarse. Son hombres de costumbres arraigadas, antes de dormir como eran las 8:00 desayunaron. Han dormido como 5 horas y no quieren perder el día. Tienen mucha energía. Son grandes cocineros ambos dos. Se van a comprar vegetales y pan. Preparan comida. Al olor de algo rico me levanto pero aun cansado. Vivo un cierto estrés. Tengo ya mas emociones que las que deseo.

Las gestiones del puerto están hechas, registro en la policía, aviso al mecánico, solicitud de agua, luz. Es una ventaja venir con estos amigos. El pescador se presenta para cobrar una barbaridad por 45 minutos de remolque cuando sus compañeros estuvieron 4 horas y no pidieron nada. Le doy 50 mortadelos de aquí y cerramos el trato aunque no le parecía nada bien.

5 de noviembre 2004

Hammamet. La mañana para no variar comienza muy pronto mis amigos son despertinos, al alba se revuelven de la cama. Ya tiene las pilas cargadas y quieren disfrutar el día. Insistimos a la gente del puerto en la presencia del mecánico, parece que viene. Un joven de 24 años aparece con una furgoneta que no puede parar el motor porque quizás no arranque. Monty y Marcelino en su buena ación del día paran el motor. Es una buena prueba para saber si realmente es buen mecánico. El joven dictamino que falta liquido hidráulico el cual yo eche pero parece que no en cantidad. Relleno al máximo el deposito del inversor. Arranco y va. Como prueba realizaremos dos horas de motor hasta la marina de Hammamet.

Parece que en mi nerviosismo no soy capaz de ver cosas simples. Este fallo exclusivo mío nos llevo a nuestra posición actual y al terror de toda la noche de remolques. La marina de Hammamet es nueva, lleva abierta algo menos de un año. Pedimos el parte meteorológico. Las previsiones en el cabo Bon son horrorosas de 25 a 40 nudos de viento con mar muy agitada. Estas previsiones son para los próximos días.

Cuanto mas nos metemos en invierno será peor para cruzar este cabo tan temido. La razón, es su baja profundidad media de 50 metros de profundidad cualquier mar de fondo hasta el mas mínimo al chocar con estos bajos monta en ola. Sumado con el viento se hace ingobernable. Si el viento es tan elevado el mar infunde respeto. Parece que lo mas razonable es dejar el barco amarrado hasta la primavera.

Mis buenos amigos (Marcelino y Monty) duermen: Están preparados para que les llame a las 3am e intentar pasar de nuevo el cabo. Lo doy muchas vueltas y sinceramente no me encuentro en plenas facultades para esta empresa. Les levanto y pido su opinión. El resumen es que les parece prudente dejar el barco aunque se podría intentar pasar.

Creo que la prudencia es madre de la ciencia. Por falta quizás de prudencia por parte de mi socio o por parte del conductor que le atropello hoy Javier no esta con nosotros.

Volvemos en avión a Madrid. Esperemos que el avión no tenga que pasar por el cabo o le afecte el temporal de superficie. Tengo promesa formal de ambos amigos (Monty y Marcelino, aunque se que no la necesito) de venir conmigo la próxima primavera a recoger el barco.

Si te quieres apuntar contamos contigo. Conoceremos todos juntos ese cabo tan temido (Cabo Bon) y sus alrededores que son preciosos. Túnez capital, Cartago, Bizerte, Tabarca. Un montón de sitios en la ruta hasta Ibiza y el final Valencia.

Singladuras

Introducción ] Primera etapa, Baleares ] Italia y sus islas: Cerdeña, Favignana y Sicilia ] Grecia, Islas del Mar Jónico, Canal de Corinto ] Atenas, Peloponeso, Meteora, Islas del Mar Egeo ] Viaje al interior de Turquía ] Isla de Lesbos ] Viaje a Jordania ] Viaje a Siria ] Travesía Mitilini-Estambul ] Estancia en Estambul ] Travesía del Mar Negro ] Kiev (Ucrania) ] Constanza (Rumania) ] Vuelta al Mediterráneo ] Islas del Egeo y Chipre ] Travesía hasta Port Said (Egipto) ] Egipto, tierra adentro ] El Alto Egipto ] Hurghada ] Travesía Port Said - Alejandría ] Travesía Alejandría - Benghasi ] Libia ] Túnez - Muerte de Javier ] [ Fin de la travesía ]

Si deseas ampliar tu información sobre el viaje, visita la siguiente página web:

http://www.clubmares.es

En esta página podrás encontrar comentarios sobre cada país y cada ciudad visitada, fotos del barco y su distribución, así como información actualizada sobre los preparativos.

Si quieres más datos, contacta conmigo en el email: pablo_velero@ozu.es

¡ Saludos aventureros !



© Texto y fotos: Pablo Conde

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:36


Hemos recibido visitas