M@re Nostrum

LA HERRADURA
BUCEAR EN EL SUR

por Ricardo Buzo

pocos kilómetros de las cumbres más altas de la Península, se encuentra este lugar privilegiado para la práctica del submarinismo como es la Costa Tropical Granadina. Flanqueada al norte por el encanto de la Alpujarra y Sierra Nevada; al este por el pueblo costero de Almuñécar, ineludible cita veraniega para miles de granadinos, al oeste por los impresionantes acantilados de Maro y La Cueva de Nerja, abre sus brazos hacia el azul del mediterráneo La Herradura, lugar que hemos elegido para nuestras inmersiones.

Comenzamos la primera inmersión temprano por la mañana, en la cala que forma Marina del Este con la Punta de la Mona, a fín de poder aprovechar el fin de semana. En este caso hemos optado por la salida en barco, sobre todo pensando en los que esta tarde no se sumerjan y quieran "picar fondo" para ver los corales, ¡ cuidado con las corrientes en la Punta, que suelen ser fuertes y con la profundidad se sobrepasan los cuarenta y cinco metros ! aunque, perfectamente se puede hacer desde la orilla, sobre todo si sois de los que no os importa nadar.

Saltamos al agua en la mitad de esta cala, a salvo del poniente, y nos pegamos a la pared para iniciar nuestra aventura. A la señal, poco a poco vamos desapareciendo en este azul tranquilo que nos hace astronautas ingrávidos de un mundo tan diferente y tan cercano.

Rápidamente nos vemos rodeados de madréporas, esponjas, anémonas, cnidarios como la Autapsia mutabilis, muy común en estas aguas, doncellas, castañuelas, gobios y blénidos que, atemorizados por la aparición de esa extraña criatura respirando de una botella, desaparecen a nuestra vista.

Seguimos la pared y, conforme nos aproximamos al fondo se observan salmonetes urgando la arena. Inesperadamente recibimos la visita del "Rey de la Herradura", el Pez Luna, (Mola mola) que, en determinadas épocas se deja ver confiado, casi pudiéndosele tocar. Desgraciadamente esta no ha sido la ocasión y lo veo desparecer a lo lejos del objetivo de mi cámara.

Seguimos por las imnumerables rocas que flanquean Marina del Este, parándonos en cada recodo, en cada grieta, deleitándonos con cada minuto; observamos alguna langosta escondida, abadejos que huyen de las luces de nuestros focos. algún pulpo oculto en una improvisada guarida de un neumático. El manómetro nos indica que tenemos que abandonar el fondo, que debemos volver a la realidad. Una vez en el barco y, camino del puerto todo son comentarios mientras disfrutamos del agradable sol andaluz del mes de febrero.

Para la inmersión de la tarde hemos seleccionado la zona conocida como la "Piedra del Hombre", una zona accesible bien desde barco o bien desde una escalera en las rocas que, sin dificultad, permite equiparse y saltar al agua. Hay que decir que la escalera está quitada durante el invierno, por lo que es útil la ayuda de un cordino para bajar y, sobre todo, para recuperar la escafandra.

Esta zona, protegida de los vientos de levante permite equiparse cómodamente en el agua y, en pocos momentos comenzamos esta tranquila inmersión muy aconsejable para todo tipo de buceadores, sobre todo cuando estamos con el "mono" del buceo; son una serie de piedras que van desde los ocho metros hasta una profundidad aproximada de veinte metros sin que entrañe dificultad alguna.

Además en esta zona suele haber buena visibilidad y una gran ocasión para los amantes del macro. Descendemos lentamente encontrando diversos ejemplares de nudibranquios, como Peltodoris altromaculata (vaquita suiza) o Hypselodoris elegans. Pasamos una zona en la que podemos encontrar alguna morena o congrio entre las piedras de derrubio del acantilado. La inmersión continúa entre fradis, castañuelas, tres colas, rascacios, doncellas, bancos de salemas, varios tipos de ascidias como las clavelinas, etc.

Ha transcurrido casi una hora y la oscuridad nos avisa de que el sol se está poniendo por Cerro Gordo. Abandonamos la inmersión pero aún nos da tiempo a jugar con un pulpo despistado.

Ha transcurrido el día casi sin habernos dado cuenta, enjuagamos el equipo mientras más de uno está pensando ya en una suculenta cena en la playa, olvidándonos de que en casi toda Europa es invierno todavía.

Nos hemos levantado con los ojos pegados, esperando los primeros rayos de sol, un buen desayuno y "a preparar los bártulos" para la que, desgraciadamente será nuestra última inmersión.

Mientras, entre el ajetreo de preparar las cámaras, carga de botellas, organizar los grupos y decidir el lugar de buceo, es ya la hora de embarcar. Saltamos, esta vez a la "Zodiac", y ponemos rumbo hacia donde nos vamos a sumergir esta mañana: un lugar conocido como "La Calita".

Al poco tiempo hemos fondeado y comprobamos que no somos los únicos, es un lugar bastante frecuentado por los buceadores, dada la belleza de sus paredes cubiertas por madréporas como la Astroides calycularis que forman un impresionante espectáculo de un color naranja vivo haciendo contraste con el azul del mar y por las posibilidades de buceo según la experiencia ya que las profundidades van desde los aproximadamente diez - doce metros en la zona de poniente, a unos veinticinco en la punta de levante.

Iniciamos el descenso por el fondeo, mientras miramos hacia arriba, a poca profundidad, para disfrutar de las paredes iluminadas por la luz que aún atraviesa la superficie. Un poco más abajo nos saludan las salemas, como siempre en bancos, cambiando coordinandamente su rumbo cada vez que nos dirigimos hacia ellas.

Esta pared, en la que abundan los nudibranquios, hay que recorrerla despacio, observando donde podemos decubrir un pulpo, un congrio o una morena que siempre nos amenizarán la inmersión. Es frecuente encontrar Alcyonum palmatum o mano de muerto que, a la luz de nuestros focos se volverán de un rojo oscuro cubiertas de pólipos blancos.

En la punta, en ciertas épocas del año, se pueden ver peces luna e incluso algún pez ballesta, Balistes carolinensis. Localizamos el ancla de nuestro barco, por cuyo fondeo iniciaremos la subida, teniendo cuidado de no estorbar a otros posibles buceadores que podamos encontrar mientras emergemos contemplando esta maravilla que, a bién seguro echaremos de menos durante el resto de la semana.

De nuevo hemos cargado el coche para iniciar el camino de vuelta de un fin de semana en las aguas y entre las gentes siempre acogedoras de La Herradura.

LA HERRADURA PRACTICA

¿Cómo llegar?

Por carretera, desde Málaga, a través de la N-340, una vez atravesamos el túnel de Cerro Gordo nos encontramos de golpe con la magnífica cala que forma la playa de la Herradura.

Advertencia: Esta carretera atraviesa numerosos pueblos turísticos de la costa por lo que deberemos madrugar, si queremos evitar las interminables colas,sobre todo en temporada alta.

Desde Granada accederemos por la N - 323 hasta el cruce con Salobreña. Una vez allí nos deviaremos por la N - 340 en dirección Málaga para, una vez pasada la localidad de Almuñécar y a unos cinco kilómetros encontramos la entrada a La Herradura.

Tanto Málaga como Granada están comunicadas vía aérea con las principales ciudades de España.

Alojamiento

Hotel los Fenicios
Paseo Andrés Segovia
La Herradura
Tlf: 958 640025
Hotel La Tartana
Urb. San Nicolás s/n
La Herradura
Tlf: 958 640535
Hostal La Cañada
La Cañada, 6
La Herradura
Tlf: 958 640047
Hostal La Caleta
Paseo Marítimo s/n
La Herradura
Tlf: 958 640648
Hostal Restaurante Peña Parda
Peña Parda s/n
La Herradura
Tlf: 958 640066
Camping La Herradura
Playa de la Herradura
Tlf: 958 640056
Camping El Paraíso
Crtra. N-340 km. 3175
Almuñécar
Tlf: 958 640056
 


Los Centros de Buceo suelen gestionar el alojamiento.

Clubes de Buceo

Actualmente existen en La Herradura tres clubes que organizan salidas y cursos durante todo el año; además allí mismo puedes alquilar tu material o cargar botellas.Dos de estos clubes están situados en el Puerto Deportivo de Marina del Este, mientras que el otro se sitúa en el mismo Paseo Marítimo de La Herradura.

DIVE CLUB NAUTIQUE
Puerto Deportivo Marina del Este
Punta de la Mona
18697 La Herradura
Teléfono y Fax: (958) 827514
Technical Diving International
Cursos FEDAS, PADI, NITROX, BSAC.
BUCEO LA HERRADURA
Puerto Deportivo Marina del Este
18697 La Herradura
Alberto Rodríguez y Luis Pellejero
Teléfono: (958) 827083
Cursos SSI

GRANADA SUB
Paseo Andrés Segovia, 6
La Herradura
Responsable: Luis Miguel Villavicencio
Teléfono: (958) 640281
Fax: (958) 640296
Cursos FEDAS, PADI, SSI.
 

Cámara hiperbárica

La cámara hiperbárica más cercana se encuentra en Málaga:

Clínica el Angel
C/Nicolás Isidro 16
29007 Málaga.
Tlf 95 2348100.

Otras Actividades

Aparte de las actividades propias del buceo esta costa nos ofrece un sin fin de posibilidades desde los deportes naúticos, como la vela, esquí windsurf a los que nos harán subir un poco la adrenalina como el descenso de cañones, en las inmediaciones de Otivar o el parapente.

Almuñécar cuenta con un amplio pasado histórico pudiéndose visitar el museo arqueológico, el Castillo, las ruinas de los saladeros de pescado, el parque botánico etc. No lejos de allí se encuentran las internacionalmente conocidas Cuevas de Nerja, sede del Festival Internacional de Música y Danza y el entrañable empinado pueblo de Frigiliana. Un paraiso para aquellos que huyen del bullicio.

Advertencia: Además de los lugares citados, existen otros idóneos para inmersión que entran dentro del Parque Natural de los Acantilados de Maro Cerro Gordo para lo que es necesario un permiso de la Consejería de Medio Ambiente, estando restringidas las inmersiones a personas y clubes de buceos autorizados, por lo que os aconsejamos que os informéis previamente en los centros de buceo, ya que nuestra actuación en la zona, aún como meros espectadores, podría estar dañando el frágil ecosistema marino.

COMENTARIOS A "LA HERRADURA, BUCEAR EN EL SUR"

© Texto: Ricardo Buzo

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas