M@re Nostrum

Pez verde
(Thalassoma pavo)

bandamed.gif (223 bytes)

onocido en Canarias como "pejeverde", en Catalunya como "fadrí", en francés como "girelle paon" o en inglés como "ornate wrasse", este pez puede llegar a medir hasta 25 cm. Tiene el cuerpo alargado y la cabeza redondeada rematada, en los machos grandes, por un pequeño bulto en la frente. El color de los juveniles, los machos y las hembras es distinto en cada caso; los peces jóvenes son de color verde con algunas bandas transversales claras y una mancha negra en la aleta dorsal.

fadri031099montjoi.jpg (46465 bytes)
El pez verde (Thalossoma pavo) hembra
Fotografiado en Cala Montjoi, Roses, el 3.10.99 por Miquel Pontes

Los ejemplares hembras suelen ser mayores y son anaranjados con 5 bandas azules transversales y una mancha negra en la base de la aleta dorsal. Los machos en cambio son de color azul verdoso, con una banda transversal azul y otra roja justo detras de las aletas pectorales, y carecen de la mancha negra. La cabeza es rojiza con un dibujo azul más extenso que las hembras. Las aletas dorsal y anal son negras y tienen el borde azul. También hay coloraciones intermedias.

fadri2031099montjoi.jpg (29927 bytes)
El pez verde (Thalossoma pavo) macho
Fotografiado en Cala Montjoi, Roses, el 3.10.99 por Miquel Pontes

Viven en fondos rocosos en los que encuentren algas así como en las praderas marinas, siendo habituales en las de Posidonia oceanica. Se las encuentra por todo el Mediterráneo hasta los 50 metros de profundidad, aunque prefieren claramente las aguas cálidas a las frías. Por ello falta en el Mediterráneo septentrional y en el Adriático y en zonas como la Costa Brava pueden ser de aparición estacional, sólo en verano.

Se alimentan de todos los organismos posibles, y mientras que las hembras buscan alimentos en grupos a veces numerosos, los machos suelen ser observados solos. También se les ha observado, en especial a los juveniles, efectuando tareas de limpieza de otros peces mayores. Son nadadores hábiles e incansables, y son bastante nerviosos de cara a los buceadores, aunque nunca andan lejos, debido a los sedimentos que levantamos del fondo con las aletas, que les proporcionan gran cantidad de golosinas.


Fotografiado en Sao Miguel (Azores), en julio 2005, por Roger de Marfà

Existe una transformación sexual de hembras a machos, como en algunas otras especies de lábridos, momento en el que cambian de color. Esta transformación tiene la ventaja de que siempre hay hembras jóvenes y pequeñas capaces de producir gran cantidad de huevos. Aún así, como un macho puede fecundar a muchas hembras, en esta especie se observa que los machos pueden formar harenes numerosos. A diferencia de otros lábridos, el pez verde no construye ningún nido, sino que lanza sus huevos directamente al agua.

Al atardecer se entierran en la arena del fondo gracias a las sacudidas de la cola, para pasar así la noche a salvo de sus predadores.

bandamed.gif (223 bytes)

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2016  Todos los derechos reservados


Última modificación: 01 de gener 2016 10:04


Hemos recibido visitas