M@re Nostrum

La inmersión con tiburones
por Miquel Pontes

uando se acerca el verano, algunos de nosotros efectuamos viajes a mares tropicales para bucear. En este artículo resaltaremos los mejores lugares de inmersión con tiburones de todo el mundo.

Al principio, durante mucho tiempo, hacer inmersión con tiburones era buscarse una muerte segura, o por lo menos eso nos creíamos al dejarnos dominar por ese miedo atávico del hombre por el cual, al encararnos con cualquier ser vivo de grandes dimensiones y con una boca llena de dientes, se nos ponen los pelos de punta.


A algunas especies de aspecto tan amenazador como este pez martillo,
se las ha defendido como a las focas...

Para acabar de fomentar dicho miedo, solo nos faltaba ese clásico del cine, Tiburón, del escritor Peter Benchley, que todos habréis visto (Tiburón II, III, el Regreso de Tiburón, Tiburón 21...). Tras esta película, todos asociamos a los tiburones con el "Malvado Gigante Blanco" atacando a la gente al más leve chapoteo en el agua. Ni mucho menos es así.

Los submarinistas de hoy en día no hacen nada para evitar a los tiburones. De hecho, algunos pagan pequeñas fortunas para poder observarlos en su propio medio, en libertad. Parece que los tiburones se han convertido en una atracción turística.

La sensación más importante de las inmersiones con tiburones es la de enfrentarnos con nuestros propios miedos atávicos, hondamente arraigados en nuestro subconsciente, y superarlos.

Esta apreciación intelectual se mezcla indivisiblemente con una fuerte descarga de adrenalina, en especial la primera vez que se nos acerca un tiburón y estamos a merced de sus siempre hambrientas fauces.

No importa cuan alto nos consideremos en la cadena alimentaria, cuando se nos acerca un pez de estas características, nos sentimos insignificantes e indefensos.

Esta amenaza constante hace que, en las inmersiones con tiburones, uno no observe tanto el comportamiento de los escualos como el propio, en un intento de anular nuestro instinto de supervivencia, que nos haría salir del agua inmediatamente.

¿Qué peligro representan realmente? Los tiburones, estaremos todos de acuerdo, son animales salvajes y, como tales, imprevisibles. Pueden comportarse de forma peligrosa pero raramente lo hacen. Simplemente nos ignoran, tienen cosas mejores que hacer -sobre todo los de menor tamaño- que arriesgarse a acercarse a nosotros. Como cualquier animal salvaje, si se les molesta se defienden, eso sí.


El terror de los mares, el Gigante Blanco

El problema son los tiburones de mayor tamaño, que realmente no temen a nada y tienen siempre hambre. Con éstos es mejor apartarse de su camino, aunque no tienen una predilección especial por nosotros, ni mucho menos, no dejamos de ser un buen bocado.

Los casos de ataques del tiburón blanco, por ejemplo, se han dado generalmente al hacer inmersión con focas, las cuales constituyen el plato favorito de dichos tiburones.

Si consideramos la ley de la selva (selva marina en nuestro caso), un buceador que parezca una "foca" de vivos colores, lenta, echando burbujas, es enormemente atractiva para un gran tiburón al que no le cuesta nada probar a qué sabe, cosa que hacen generalmente rozando con la piel llena de sensores, o mordiendo.

A pesar de estos hechos, en los últimos años, miles de buceadores han hecho inmersión con tiburones, y la mayoría están felices de poder explicarlo e incluso repetirlo.

En los viajes organizados, con guías expertos, no tenemos noticias de que haya habido problemas. Esto tendremos que repetírnoslo a nosotros mismos cuando un tiburón tigre, mayor que un coche, se dirija hacia nosotros a gran velocidad.

Zonas de inmersión con tiburones

mapamundi.gif (10967 bytes)

  • Nassau, en las islas Bahamas es uno de los mejores lugares del Caribe para este tipo de inmersiones, en un lugar llamado la "Lengua del Océano" (Tongue of the Ocean). Hay otras inmersiones en arrecifes poco profundos o en grietas como el Shark Wall. Los submarinistas forman un semicírculo mientras los guías experimentados les dan peces a los tiburones.
  • Gran Bahama. En esta isla existe una reserva marina, UNEXSO, donde los visitantes van al Shark Junction (cruce de los tiburones) en medio de un arrecife de coral poco profundo.
  • Stella Maris, la inmersión con tiburones más antigua de la zona del Caribe.
  • Isla de Cocos. Los científicos creen que los peces martillo van a esta isla, en la costa del Océano Pacífico de Costa Rica, para procrear. Se cree que bandadas de tiburones martillo migran entre las isla de Cocos, las islas Galápagos (más al Sur) y la isla Malpelo (más al Norte). Aquí no hacen los cortos viajes de inmersión de un día, tan típicos del Caribe. Aquí el "live-aboard" es el rey. Salidas de varios días embarcados en las que los participantes se toman sus inmersiones (y sus tiburones) muy en serio. Lo que obtienen a cambio son montones de fotos de bancos de tiburones.
  • Sudáfrica, se ha hecho famosa por sus inmersiones con Gigantes Blancos. Para los que les gusta la adrenalina, inmejorable.
  • Australia es un buen lugar para encontrar tiburones blancos, los cuales pueden observarse desde dentro de una jaula para buceadores. La pregunta es: ¿Quién observa a quién?
  • Rangiroa, en la Polinesia Francesa, está reconocida mundialmente por sus tiburones grises de arrecife. Recordad la conferencia que se dió en el Club sobre este lugar de inmersión.
  • Sipadán, en Borneo, es famosa por sus bandadas de peces martillo.
  • Mar de Cortés, en California, es famoso por estos mismos peces.

Hay multitud de sitios donde tendréis la oportunidad de hacer inmersión con tiburones. De la mano de guías experimentados no tendréis ningún problema y es una experiencia única.

Os la recomiendo.

Banda sonora de TIBURON
Si dispones de tarjeta de
sonido estás escuchando la
banda sonora de TIBURON...

 

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:40


Hemos recibido visitas