M@re Nostrum

Hospital para focas
en el extremo norte de Holanda
Extraído del Nº3 de MEDI-MATHIEK, 1997


Las focas en estado salvaje
Foto: Antoni Font

ace unos cuarenta años la caza de una foca representaba unas ganancias de unas quinientas pesetas. Doscientas cincuenta pesetas a modo de bonificación y las otras doscientas cincuenta por la piel y el aceite.

Después de la Segunda Guerra Mundial la caza de focas continuó siendo durante largo tiempo una práctica muy común, ya que las focas eran unos firmes competidores de los barcos pesqueros.

Una foca adulta se alimenta a diario de unos cinco kilos de lenguado, pescadilla, gambas y platija. Esta caza masiva de focas casi condujo a la desaparición total de estos mamíferos marinos.

 

Diferentes razas de focas

Antecedentes

  • ~1900 Unas 10.000 focas viven en la zona del "Waddenzee" holandés
  • 1950-1958 cada ano se capturaban unas 600 focas jóvenes pare la comercialización de sus pieles
  • 1960 sólo viven unos 1.000 ejemplares (en 1950 sólo 3.000) en el "Waddenzee'' holandés y en la zona del delta Zelandés
  • 1962 prohibición de caza de focas en Holanda
  • 1971 apertura de la "Zeehondencrèche Pieterburen"
  • 1973 prohibición de caza de focas en Alemania
  • 1977 prohibición de caza de focas en Dinamarca
  • 1988 una grave enfermedad produce la muerte censada de mas de 18.000 focas en Europa Occidental
  • 1996 25 aniversario de la fundaci6n de la "Zeehondencrèche Pieterburen''
  • 1997 El numero de focas en el "Waddenzee'" holandés y en la zona del delta Zelandés alcanza los 1.500

De las diecinueve razas de focas que existen en la Tierra, dos viven en el Waddenzee, al norte de Holanda: las "comunes" y las focas "grises".

La zona del Waddenzee, común a Holanda, Alemania y Dinamarca, alberga, tras un grave brote de enfermedad en 1988, unos 6.000 (1992) ejemplares de la foca común (Phoca vitulina).

Esta raza también vive en Islandia, en la costa de Noruega y Suecia, el mar Báltico, en Irlanda, en las costas de Escocia e Inglaterra y la costa este y oeste de América del Norte.

Las focas que viven en aguas de Zelanda, en la costa belga y en la costa del norte de Francia, pertenecen a la misma raza que las del Waddenzee.

Otra raza que aparece a lo largo de la costa holandesa y alemana es la foca gris (Halichoerus grypus). Esta raza es habitual de la costa de Escocia e Inglaterra.

¿Que hace la "Zeehondencrèche"?

Desde 1971 la Zeehondencrèche (guardería de focas) acoge a focas enfermas, extraviadas o que se han separado de su madre demasiado pronto.

Las focas se han recogido en la costa holandesa, belga o alemana, pero también de la costa sueca, escocesa o francesa.

En 1996 se acogieron a ocho bebes foca procedentes de la costa noroeste de Francia. Después de ser tratadas en Pieterburen estas ocho focas pudieron ser devueltas al mar francés ese mismo año.

La salud de las focas se cuida usando todos los medios al alcance. El objetivo es devolverlas a su hábitat natural lo antes posible.

Durante las veinticuatro horas del día y durante todos los días del año, Lenie't Hart (directora) y otros quince miembros del personal, un consejo medico y científico, además de 90 voluntarios por año, se dedican a cuidar a las focas.

Debido a sus amplios conocimientos sobre mamíferos marinos, la guardería recibe a menudo solicitudes de ayuda internacional.

El cuidado


La alimentación de los "pacientes"

Las 07:00 es la hora punta en la cocina de la guardería. Allí se prepare la comida y los medicamentos, pare lo que se necesita la experiencia adecuada y en la que la higiene juega un papel central, tal y como sucede en un hospital.

Todas las focas comen pescado al que se han añadido vitaminas extras.

Cada mañana y tarde-noche se toma la temperatura.

En la cocina el pescado se tritura hasta obtener una papilla especial. Para alimentar a las focas pequeñas y aquellas que están demasiado enfermas se usa un embudo provisto de un tubo.

El tubo se introduce en el esófago y la papilla se vierte adentro. Este procedimiento se repite cinco veces al día. Las focas se pesan dos o tres veces por semana.

Cuando se hayan recuperado y pesen 40 kilos se devuelven al mar.

El área de cuarentena


Se controla el estado de las focas
varias veces al día.

A su llegada, las focas son acogidas en el área de cuarentena. Se las examina pare determinar, lo más rápidamente posible, si alguna foca tiene alguna enfermedad contagiosa y, en caso afirmativo, de cuál se trata.

Varias veces al día las focas enfermas y débiles reciben sus medicamentos, para que las heridas o infecciones se curen lo antes posible. Los bebes foca a menudo sufren malnutrición y deshidratación. Para su recuperación se les administra agua a la que se le ha añadido sal y azúcar.

Investigación científica

Uno de los pilares más importantes de la guardería es la investigación científica. Cuando en 1988 se produjo la muerte masiva y repentina de focas en Europa, los empleados de Pieterburen pudieron demostrar rápidamente que la misteriosa muerte se debía a una infección vírica.

Dichos empleados desarrollaron inmediatamente una vacuna que tuviese efecto contra este virus. Esta vacuna todavía se usa en la actualidad, evitándose así más muertes.

La Zeehondencrèche no puede realizar esta importante labor ayuda, por lo que se apoya en las colaboraciones y donaciones de empresas y particulares. La guardería abre diariamente sus puertas pare que pueda ser visitada.

Zeehondencrèche Pieterburen
Hooldstraat 94a
9968 AG Pieterburen
Holanda

Telefono: 0731 595 526 526
Telefax: 0731 595 528 389


Agradecemos la colaboración de la señora Simone Schuls,
de "Zeehondencrèche Pieterburen" 
 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:40


Hemos recibido visitas