M@re Nostrum

Las Haliotis
Orejas de mar
por Alfonso Vaquero

este tipo de moluscos, como su propio nombre científico indica (Haliotis = oreja) se le conoce como orejas de mar y nada más verlas nos daremos cuenta del porqué.

Sus conchas de forma ovalada, largas y planas, que presentan una serie de orificios en su margen. Estos orificios permiten, en caso de peligro, una rápida salida del agua contenida en el interior de la concha para así sujetarse más firmemente al substrato.

Internamente la concha es nacarada, con iridiscencias verdes y rosadas; todo un espectáculo de brillo y color.


La mayor de todas las orejas de mar: la Haliotis fulgens. Alcanza los 30 cms de longitud.

Las orejas de mar viven en las rocas sumergidas del talud continental y sus dimensiones varían desde los 4 hasta los 30 cm que puede llegar a alcanzar la especie californiana Haliotis rufescens.

La familia de las Haliotis se encuentra ampliamente difundida por las aguas de todo el planeta, estando representada por casi un centenar de especies.

En los países de habla inglesa se les conoce por el nombre de abalones y en algunas zonas tienen una altísima aceptación gastronómica; por ejemplo en California son famosas las hamburguesas hechas a base de la carne de este molusco y su nácar es utilizado para trabajos de joyería y artesanía.

Es indudable la excelente rentabilidad que se obtiene de la explotación comercial de estos moluscos, por lo que en algunas zonas su supervivencia está siendo amenazada.

En España podemos encontrarnos con las tres especies de difusión europea:

Haliotis tuberculata (Linné, 1.758)


Haliotis tuberculata, especie de difusión atlántica que puede alcanzar los 12 cm de longitud.

Habitualmente se considera que su distribución se extiende por la costa Sudoeste de Europa, alcanzando su límite septentrional en el Canal de la Mancha. Puede llegar a alcanzar 12 cm de longitud.

Su hábitat está comprendido entre 1 m y los 30 m de profundidad.

Debido al abuso en sus capturas, en Francia está declarada como especie protegida.

 
Haliotis tuberculata lamellosa
(Lamarck, 1.822)

 


Haliotis tuberculata lamellosa, especie mediterránea muy parecida a la H.tuberculata.


Una Haliotis tuberculata lamellosa que encontramos protegida bajo una piedra en una inmersión en Illa Mateua (L'Escala, Girona, España) el 19.4.98

Todavía no está muy claro si se trata de una especie distinta o tan solo una variedad de la anterior.

Su distribución está limitada al Mar Mediterráneo.

Es más pequeña y ligera que la H.tuberculata, pues tan solo llega a alcanzar los 5 cm de longitud.

Su nombre viene dado por unos característicos pliegues y ondulaciones en su superficie, que la diferencia de la especie atlántica.

Se trata de una especie bastante común.


Haliotis coccinea
(Reeve, 1.846)


Haliotis coccinea canariensis, especie típica de las Islas Canarias.

Esta especie tiene una amplia distribución, ya que se la encuentra en el Caribe y llega hasta las Islas Canarias.

Difiere del resto de las otras Haliotis europeas, en que su forma es más elongada. Alcanza hasta los 8 cm de longitud.

Los ejemplares recolectados en aguas del archipiélago canario, para diferenciarlos de los caribeños, se les suele denominar como Haliotis coccinea canariensis (F.Nordsiek, 1.975)

La gran belleza de estas conchas radica en su interior nacarado, que muestra en todas sus facetas una increíble gama de colores.

 


La Haliotis scalaris, la más elegante de las orejas de mar

Aún así, algunas especies son muy llamativas por su forma externa, como la poco común Haliotis scalaris que vive en aguas de Australia y presenta unas complejas esculturas en forma de espiral.

Es de esperar que la explotación comercial de estos moluscos no ponga en peligro su existencia y que los países tomen las medidas necesarias para que ello no tenga lugar.

© Texto: Alfonso Vaquero

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:40


Hemos recibido visitas