M@re Nostrum

Coral Rojo
(Corallium rubrum)

bandamed.gif (223 bytes)


Coral Rojo (Corallium rubrum)

l coral rojo vive en colonias en forma de árbol con ramas irregulares. Tiene un esqueleto calcáreo duro que puede llegar a los 50 cm. aunque casi siempre es más pequeño. Estas ramas están formadas por pólipos de color blanco traslúcido, los cuales tienen 8 tentáculos. El tejido que recubre las ramas suele ser de color rojo, aunque a veces se encuentran de color blanco o amarillo. El esqueleto interno presenta todas las tonalidades del rojo, incluyendo el blanco y el negro.

Este coral puede ser confundido con el "coral falso" (Parerythropodium coralloides) que recubre los esqueletos de las gorgonias muertas, pero se diferencia en que es blando y los pólipos son diferentes. También se puede confundir con una colonia de briozoos denominada Myriapora truncata, aunque ésta es de color naranja, tiene las ramificaciones regulares y acabadas en forma plana. Además, una vez muerta pierde su color, mientras que el coral mantiene su color rojo.

El coral rojo se encuentra en el Mediterráneo occidental y en el Adriático, en grietas y agujeros con poca luz. También aparece a grandes profundidades. Antes se le encontraba en cuevas a 10 metros de profundidad, pero ahora es muy raro. Se le puede encontrar a partir de los 30 metros hasta más allá de los 100 metros.

El coral está formado por dos tipos de pólipos, los que tienen tentáculos, que se encargan de la alimentación y otros, similares a poros, que se encargan de hacer circular el agua por el sistema de tubos que conforman la colónia.

La reproducción es mixta, primero está la fecundación de los óvulos y posteriormente la madres dejan ir las larvas que nadan libremente y se fijan al substrato rocoso próximo, formando entonces una nueva colonia por partición.

Dado que el esqueleto está formado por espículas calcáreas muy pequeñas, éste tiene una consistencia vítrea muy fácil de trabajar, por lo que es muy apreciado en joyería, la principal causa de la desaparición de esta especie de aguas superficiales. El coral ha sido empleado por el hombre desde hace muchos años, se han encontrado ornamentos de coral en una tumba de hace 25.000 años en Wiesbaden (Alemania), y en las tumbas egipcias.

El precio del coral es superior cuanto más gordas sean las ramas y de color más claro. Por esta razón los coraleros se arriesgan mucho para encontrarlo, efectuando inmersiones a profundidades superiores a los 100 metros. En la actualidad se recogen anualmente unas 60 toneladas de coral, aunque el rendimiento de la captura es bajo, las dragas que se emplean para capturarlo retienen únicamente el 20 % del coral que arrancan, siendo utilizable tan solo una pequeña parte de esta cantidad. El resto se pierde inútilmente en el mar.

© Foto: Helmut Göthel

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2013  Todos los derechos reservados


Última modificación: 31 desembre 2012 10:59


Hemos recibido visitas

M@re Nostrum