M@re Nostrum

AUSTRALIA 2000
Nueva visita al Mar del Coral
por Julio Pezzolla

i nombre es Julio Pezzolla, vivo en Argentina, soy buzo deportivo y me dedico a la kinesiología. Estoy suscrito a la revista electrónica M@re Nostrum Directo, la cual me parece estupenda. Como invitan a aportar comentarios, experiencias, viajes, fotos, pues me atrevo compartir con los lectores estas notas de mi último viaje: "AUSTRALIA, EL MAR DEL CORAL", una experiencia que pude compartir juntamente con Gabriel, Horacio y Ana.

La Gran Barrera de Coral está situada, como sabemos, al NE de Australia. Nuestra estancia duró un total 15 días, con un crucero "live aboard" (vida a bordo) de 7 días, más 3 días en Townsville y 5 días en Sydney.

Viajamos con la compañía Qantas, en un vuelo procedente de Argentina y que tardó aproximadamente de 12 a 13 horas para llegar a Auckland (Nueva Zelanda) por una ruta transpolar. De Auckland embarcamos en otro avión con destino a Brisbane y, llegados a éste punto, subimos a un tercer avión que nos depositó por fin en el aeropuerto de Townsville. El viajecito completo duró entre 22 y 23 horas. 

Desde el aeropuerto se nos trasladó en una "combi" hasta el hotel, que está prácticamente pegado al centro de buceo, negocio, piscina, etc. de la empresa "Mike Ball Dive Expeditions". Como podrán imaginar, en esos momentos (con 14 horas de diferencia horaria respecto de Argentina) no coordinábamos ni la hora ni el día en que estábamos, aunque poco a poco nos fuimos acomodando.

Embarcamos el 8 de agosto por la noche en un espectacular catamarán de 37 metros de eslora, el Spoilsport, de la empresa Mike Ball Dive Expeditions; un barco de tres pisos y cuatro estrellas.


ESTA FOTO DEL BARCO FUE TOMADA DESDE UNO DE LOS GOMONES. 

Fuimos recibidos a bombo y platillo por toda la tripulación (9 personas en total y, por supuesto, hasta el maquinista era buzo). Todos ellos tenían una tarea asignada específicamente y destaca que en la tripulación solamente había una mujer (Emma), novia de Blake (director del grupo de buzos australianos).

Los pasajeros (todos buzos) eran 24 en total, provenientes de distintos países: EE.UU., Francia, Italia, Bélgica, Brasil, Japón, Inglaterra, Australia y...... por supuesto los 4 sudacas !!!!

El barco llevaba 2 gomones (lanchas neumáticas) de apoyo bastante grandes.

La primera noche fue bastante movidita. Por suerte los camarotes eran muy cómodos y teníamos lugar para movernos muy bien, con una amplia ventana por la cual mirábamos la inmensidad del mar, aire acondicionado, "closed" muy cómodo, mesa de luz, en fin, todo joya !!!. 

El baño era compartido con los otros dos argentinos, ya que nuestro camarote estaba, baño de por medio, con el camarote de Horacio y Ana, muchas tardes tomábamos (que raro !!!!) Mate, dejando las puertas internas de los mismos enganchadas.

"La profesionalidad, atención, seriedad, seguridad, etc. de los buzos australianos son de primera". Antes de bucear se efectuaba el briefing correspondiente, con todo lujo de detalles. 

Les comento que cada uno buceaba con su dupla (pareja), los dive master o guías, como existen en otras partes, no bajaban, todo era supervisado por parte de la tripulación desde el barco, con uno de los gomones en el agua, alistado por si ocurría algún incidente. Solamente Matt (video pro) hacía todas la inmersiones para poder filmarnos. 

Nadie podía bucear sin computadora, de no tenerla te la alquilaban y explicaban su funcionamiento. No permitían bajar más allá de los 40 a 42 metros, je!! je!! 

Muchos se preguntarán cómo te controlaban, pues muy fácil: cada vez que emergías y subías a bordo, te estaban esperando con una planilla, la cual debías firmar luego de cada inmersión y en la cual figuraba el tiempo de fondo y la profundidad, y para demostrarlo debías enseñar la "compu"!! no había forma de zafarse, como también antes de la inmersión debías beberte un vaso de agua, y al emerger tenías bandejas en distintos lugares con rodajas de naranja, todo un lujo!!

Otra ventaja es que tenías tu asiento numerado, una vez que te quitabas el equipo solamente al tanque debías desenroscarle la primera etapa, hecho ésto ya te colocaban la manguera (latiguillo) para llenártelo. De esta forma tan sencilla te evitabas estar sacando y poniendo el chaleco compensador.


ESTA FOTO DEL BARCO FUE TOMADA DESDE UNO DE LOS GOMONES. 

Hay muchos más detalles para contar, pero no quiero aburrirlos, tan sólo uno más: el primer día nos dieron la siguiente consigna: "En caso de que ocurra algún incidente, debíamos dejar la zona donde nos equipábamos totalmente libre, ellos se colocarían una gorra roja y comenzaría la tarea de rescate."

Con mi dupla decidimos efectuar no más de 3 buceos por día, y así conseguimos contabilizar en 6 días 18 buceos en bitácora, hubo buzos que los dos primeros días efectuaron hasta 5 buceos, pero al tercer día, por problemas de oído, cansancio, etc. no podían continuar, era matarse por gusto. 

El barco navegaba por las noches con el infaltable movimiento al que uno debe acostumbrarse, pues así podíamos bucear en distintos lugares sin perder el tiempo en desplazamientos durante el día. 

Estábamos en pleno Océano Pacífico, la temperatura del agua era más o menos de 20 a 22 ºC y se usaba traje de 5 mm. a veces había mucha corriente en superficie, por lo que llegar hasta una  determinada boya cansaba bastante. Otras veces debías utilizar el cabo para descender y evitar que la corriente te alejara del lugar.

Otra de las condiciones, ya que íbamos a bucear 6 días seguidos era efectuar dos paradas de seguridad , la primera a 10 metros durante 2 minutos, y la segunda a 5 metros durante 3 minutos, más allá de lo que pudiera marcar tu computadora!!!, 

El primer día , antes de llegar a la gran barrera buceamos en el naufragio "Yongala", hundido por un temporal en el año 1911. El pecio se halla a unos 30 metros de profundidad, tiene unos 100 metros de eslora y en mi vida he visto tal cantidad de fauna como vi en ese lugar. Verdaderas paredes de distintas variedades de peces que se iban abriendo a nuestro paso, tortugas, rayas águila, serpientes, etc. 

También había abundancia de peces payasos (de distintas variedades) con sus inseparables anémonas, peces trompeta y trompetero de distintos colores, tiburones en forma aislada, generalmente de a dos. Ojo!!!, el GRAN BLANCO generalmente se encuentra en el SO de Australia donde las aguas son más frías, así que no le vimos. 

Lo que sí vimos fue una cantidad y variedad muy grande de nudibranquios, inmensos bivalvos, atunes muy grandes, barracudas, morenas de distintas variedades, peces como el cirujano, el napoleón, el loro, etc. Ahhhh!!!!! y algo visto por mi sólo en películas documentales: "la raya águila moteada" con su lomo oscuro con manchas blancas, la cola muy larga y fundamentalmente la cara de un delfín.

Paredes que muchas veces llegaban verticales hasta los 900 metros de profundidad, gorgonias gigantes, bommies de coral, muchos "overhangs" (una especie de techos sin base que se forman en el coral), etc.

Trataré de relatarles en forma resumida las zonas donde efectuamos las distintas inmersiones:

En el Mar del Coral buceamos primero en el North Flinders Reef. Aquí los puntos más importantes fueron: Berlin Wall, Watanabe Pinacle, Sudden Impact, Taw Riffic, Trigger Happy, Anemone City, Tropical First Aquarium, The Castle y el Cod Wall (ésta pared llegaba a los 900 metros de profundidad). 

Toda la fauna y flora mencionada se encontraban en estos lugares, no recordando el nombre de muchas especies por ser para mi desconocidas. Algo que me llamó mucho la atención pues nunca me había topado con él fue el pez escorpión: era hermoso. Debo decir que en muchas de estas inmersiones había una corriente tremenda.

El plato fuerte fue en el Scuba Zoo, en esa inmersión bajó toda la tripulación, hasta el capitán. Aparecieron a comer tiburones que medían entre 2 y 3 metros de las especies: punta blanca, punta negra y plateada. No puedo identificar la cantidad, pero suponemos que había más de 20!!!

Los australianos tiene en ese lugar, (a unos 15 metros de profundidad) 3 jaulas instaladas permanentemente. Mientras los "tiburcios" merodean la zona acercándose cada vez más a su alimento, uno puede permanecer cerca de ellos y fuera de las jaulas, es más, a muchos de nosotros nos pasaban a 50 centímetros, (por lo que conteníamos la respiración).

Una vez que comenzaban a alimentarse era como una danza frenética, algo realmente indescriptible: se mordían incluso entre ellos. Esa era la señal impartida para meternos dentro de las jaulas pues, si alguien se acercaba, pasaba a ser un bocado más!!!

En el 5º día vimos una ballena de Minke: a las 7:15 de la mañana (leyeron bien) nos encontrábamos ya en el agua con mi dupla para ver si podíamos fotografiarla. No pudimos, pero a cambio escuchamos el sonido de unas 4 ó 5 ballenas comunicándose entre ellas de forma parecida a las nuestras.

Algo para detallar: "La comida era de primera". No faltaba absolutamente de nada, las calorías que ingeríamos por día era más que suficiente, incluso nos permitían beber vino o cerveza (una cantidad prudencial), pero sólo en la cena.

Bueno, finalmente nos despedimos de la Gran Barrera y del Mar del Coral con una estadía en Sydney de 5 días, pero esto es harina de otro costal.

Espero humildemente haber aportado un granito de arena para aquellos buzos que tengan la intención de realizar un viaje de éstas características. ¡Se puede efectuar! tan sólo hay que prepararlo con un poco de tiempo.

Antes de terminar este artículo, os incluyo unas cuantas fotos interesantes:

Click sobre las fotos para ampliarlas

Agradezco a mis 52 años haber podido realizar tan hermoso viaje.

Julio Pezzolla             (Pulsa sobre mi nombre si deseas enviarme un e-mail)

LAS FOTOS QUE HAN VISTO FUERON ENVIADAS (A TRAVÉS DE 
DISTINTOS E- MAILS) POR EL GRUPO DE BRASILEROS 
CON QUIENES COMPARTIMOS ESOS 7 DÍAS . 

ESPECIALMENTE LES AGRADEZCO A REGINA (UNA GORDITA SUPERSIMPÁTICA) 
Y A CARLOS, QUE SE DEDICA A LA FOTO SUB.

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:40


Hemos recibido visitas