M@re Nostrum

"Els Ullastres"
Buceo en Llafranc
por Miquel Pontes


La comarca del Baix Empordà

lafranc es una población de la provincia de Girona, situada en pleno corazón de la Costa Brava, que nos permite acceder fácilmente a algunos de los mejores lugares de inmersión de toda la costa Mediterránea, preservados aún de la degradación que progresivamente ha ido eliminando estos enclaves de singular belleza de nuestras costas.

Llafranc pertenece, junto con Calella de Palafrugell y Tamariu, al municipio de Palafrugell, en la comarca del Baix Empordà, en la provincia de Girona. Esta población alcanzó gran importancia en el pasado debido a la implantación de una importante industria de manufacturado del corcho, principalmente tapones para envases, entre los años 1880 y 1914. En la actualidad continúa siendo una actividades típica de la zona, aunque desplazada en importancia por el auge del turismo en los últimos años.

Llafranc es un pueblo muy tranquilo, en especial fuera de la temporada turística. Destaca el Cap de Sant Sebastià, que al estar situado sobre los acantilados que protegen el puerto, nos permiten disfrutar de una vista única sobre el litoral cercano, además de tener la oportunidad de ver una vieja torre de vigía que data del 1445, la ermita de Sant Sebastià y el faro del mismo nombre, que data del 1857.

Llafranc, un pueblo frente a su mar


Llafranc y su costa, al norte "els canons de
Tamariu", al sur "els Ullastres".

Llafranc dispone de todo tipo de servicios relacionados con el mar, disponiendo de un puerto propio que resguarda a las embarcaciones de los implacables embates del mar, provocados generalmente por la "tramuntana", el viento del Norte, y por el "llevant", el viento del Este.

En el mismo pueblo encontramos dos centros de inmersión: el conocido Snorkel y el Tritón, por lo que, teniendo en cuenta el tamaño de Llafranc, queda clara la popularidad del enclave entre los submarinistas. El buceo en "els Ullastres" es muy conocido.


Paredes llenas de gorgonias
rojas y amarillas.

Tres montañas sumergidas conforman "Els Ullastres". Están situadas a unos 500 metros al Sur del Cap de Sant Sebastià y se numeran correlativamente del uno al tres conforme nos alejamos de la costa.

La tónica de las inmersiones en "Els Ullastres" viene marcada por las ubicuas gorgonias rojas y amarillas (Paramuricea clavata) así como por la cantidad de peces, destacando mojarras (Diplodus vulgaris), sargos (Diplodus sargus) y otros peces pelágicos mediterráneos que pululan entre ellas.

Si observamos cuidadosamente las grietas y agujeros, ayudados tal vez de un foco submarino, podemos encontrar también con la ocasional presencia del coral rojo (Corallium rubrum) aunque éste es escaso.

LAS MEJORES INMERSIONES
DE LA ZONA

El primer "ullastre"


El 1er. Ullastre es
el más resguardado

Esta montaña submarina se caracteriza por tener la cima plana, la cual se haya a unos 10 metros bajo la superficie, y por bajar súbitamente hasta los 27 metros de profundidad.

Al ser la inmersión más cercana a la costa también es la más resguardada del embate de los vientos de la zona, en especial la "tramuntana" y el "llevant", que pueden ser bastante intensos y complicarnos bastante la inmersión. Es por ello que se recomienda esta inmersión a aquellos cuyo nivel de experiencia en buceo es menor.

El "segon ullastre"


El segundo Ullastre,
una excelente inmersión

Esta inmersión se caracteriza por la abundancia de vida pues este "ullastre" se encuentra protegido del mar abierto pero a la vez no está demasiado cerca de la costa.

La cima de este "ullastre" se halla a unos 8 metros de la superficie y baja en picado hasta los 35 metros por el Norte y por el Este, mientras que por el Sur la pendiente está salpicada de repisas que nos conducen más suavemente hasta los 42 metros de profundidad.


Las gorgonias rojas son colonias
de pequeños animales
sedentarios

Encontramos gran cantidad de gorgonias rojas y amarillas (Paramuricea clavata), varias especies de sargos (Diplodus sp.), asi como ocasionales congrios (Conger conger), bien escondidos en sus guaridas. Por desgracia los meros (Epinephelus guaza) brillan por su ausencia debido a la persecución a que son objeto por parte de los pescadores submarinos, que los han llevado casi hasta la extinción, siendo como eran un pez habitual en nuestras aguas.

Esta es la inmersión más popular pues aunque no es tan espectacular como el tercer "ullastre", tampoco es tan dificil si el mar no nos acompaña demasiado.


El tercer "ullastre"


El tercer Ullastre,
el más interesante

Esta inmersión es la más exterior y la que requiere mayor nivel a los buceadores para llevarla a cabo, aunque nos depara agradables sorpresas. La cima de este "ullastre" se halla a unos 9 metros bajo la superficie, bajando hasta los 45 metros e incluso los 55 metros en la parte exterior, que da a mar abierto.

Es precisamente en esta zona exterior donde hay mayor abundancia de gorgonias, pues estas colonias de animales se necesitas de las corrientes cargadas de nutrientes para su subsistencia.


Una mojarra o saifía
entre las gorgonias

También abundan los peces típicos de la zona, como mojarras (Diplodus vulgaris), sargos (Diplodus sargus), ocasionales congrios (Conger conger) e inmóviles escórporas (Scorpaena scrofa). Si tenemos mucha suerte podemos ver algún mero (Epinephelus guaza), generalmente muy huidizo, y en la zona exterior es posible ver algún espetón (Sphiraena sphiraena) en busca de alimento.

"Els canons de Tamariu"
o "La llosa de la Cala Nova"


Tres muros de piedra, tres maravillas
de la naturaleza "Els canons de
Tamariu" o "La Llosa de Cala Nova"

Esta inmersión, tal vez la mejor de la zona, es conocida también como "la llosa de Cala Nova", y transcurre entre 3 aristas montañosas que avanzan paralelas en dirección a mar abierto, descendiendo desde los 14 metros de su parte más alta, hasta los 42 metros de profundidad.


Los desfiladeros formados por estas aristas están plagados de gorgonias y demás vida marina.


Coral rojo (Corallium rubrum)
en una grieta, un hallazgo
afortunado.

Las aguas suelen ser bastante claras (hay quien asegura que hay hasta 40 metros de visibilidad) pero depende de factores como las tormentas y las corrientes, que pueden enturbiar el agua al portar sedimentos desde la costa cercana.


En fin, Llafranc es uno de los mejores puntos de inmersión de la Costa Brava. Aquí podemos deleitarnos con las maravillas que nos ofrece el Mediterráneo Occidental. Hay lugares de inmersión para todos los gustos y niveles, por lo que es un destino muy recomendado para todos los buceadores.


 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:37


Hemos recibido visitas