M@re Nostrum

El Gat de cabo Norfeu
Sábado 2 de mayo 1998
por Eulàlia Rodés

esde el verano pasado que no íbamos en lancha ni en barco, sólo por esto ya nos podíamos tomar el viaje al Gat de cabo Norfeu con entusiasmo. Además, dos factores propiciaban que nos apeteciera navegar: el primero, nunca habíamos visto el cabo de Creus y sus alrededores desde el mar, y el segundo, nos habían invitado, y esto siempre nos hace ilusión. Por si no tuviéramos bastante, nos acompañaba una mar bien tranquila.

Costeando la bahía de Roses divisamos el castillo de Santa Margarida, calas como Canyelles petites y la Almadrava _con el hotel donde comía Josep Pla_, indicios de una antigua cantera de mármol, los búnquers _testimonios de un tiempo no tan lejano. Es una zona merecedora de un paseo siguiendo el camino de ronda existente.

Ya abandonando la bahía, los acantilados nos impresionan por su altura, sus abruptas formas y por las gruesas vetas de minerales verdes, grises y marrones. Dejamos atrás punta Falconera, que recibe dicho nombre por una roca con forma de cabeza de halcón y fondeamos cerca del Gat: las rocas emergentes del mar explican perfectamente el origen del topónimo ("gato"). Nuestra inmersión consistiría en dar una vuelta alrededor del Gat.

Me sorprendió bajar veinticinco metros de golpe por el cabo del ancla, con posibilidad de bajar un poco más, después de haber hecho tantas inmersiones desde playa. Es fácil sentirte pequeña en estos momentos.

En la zona izquierda según bajábamos encontramos un roquedal con entrantes, dentro de los cuales había una explosión de cnidarios Leptosammia pruvoti, una especie de botoncillos de color amarillo intenso con una boquita en medio y muchos bracitos alrededor, esponjas, coral rojo (Corallium rubrum), muchas colonias de briozoos "encaje de Neptuno" (Sertella septentrionalis) _los más bonitos que haya visto nunca _, las recordadas y anheladas gorgonias rojas, manos de muerto _más blancuzcas algunas, más de color granate las otras_ y muchos peces trescolas rojos (Anthias anthias).

Ya subiendo de cota, en una planicie, en los agujeros que encontrábamos bajo nosotros, habia un gran congrio (Conger conger) y una tranquila morena (Muraena helena). En una pared vimos un nudibranquio violeta Flabellina affinis y un gran espirógrafo blanco (Spirographis spallanzanii). En esta profundidad, las gorgonias cambiaban de color: eran blancas. Hay que decir que son las mismasEunicella singularis que últimamente habíamos visto en nuestras últimas inmersiones.

En el siguiente tramo de la inmersión, un lugar con piedras, rocas y cascajo, nos soprendió de entrada un gran tordo macho en librea nupcial, de brillantes colores, persiguiendo a una discreta hembra de color pardo. En grandes grietas cercanas al fondo, encontrábamos esponjas multicolores: grises, amarillas, blancas, naranjas, y también anémonas incrustantes amarillas Parazoanthus axinellae, pero no demasiadas. En las cercanías de las grietas, en una zona de algas, había tunicados y planarias violetas (Prothescereaus roseus), ¡y una de color gris! La primera planaria gris (Prothescereaus vitattus) que nunca haya visto. También habia nudibranquios Cratena peregrina, blancos con las puntas naranjas ondeando en la suave corriente.

En un espacio a resguardo de las olas, entre la costa rocosa y el Gat, un lugar conocido como "la piscina", hicimos la parada de descompresión de seguridad. Era una zona de rocas, con algas entre las que estaba la Asparagopsis armata. En lo referente a las algas, en una zona más profunda habíamos visto la conocida Halimeda tuna.

Cada inmersión contiene diferentes ingredientes, y los de esta habían sido sabrosos, nada menos. Ahora tan solo nos faltaba nadar por superficie hasta el barco.

DATOS TÉCNICOS

Localización: Gat de cabo Norfeu, Roses, Alt Empordà, Girona, España
Condiciones climatológicas: Cielo despejado. 22ºC
Condiciones del mar: Mar plana. 14ºC
Profundidad conseguida: 27,2 metros
Visibilidad aprox.: 10 - 12 metros.
Duración de la inmersión: 51 minutos
Consumo de aire aprox.: 1.950 litros
Participantes: Lluis Aguilar, Daco, Miquel, Lluis Sayeras y un grupo de amigos del club GEAS de l'Empordà.

PERFIL

PLANO

pl980502.gif (8900 bytes)

FOTOS


Tal vez ahora entendamos por qué el Gato de cabo Norfeu se llama así...


Nuestra primera impresión al llegar al fondo: las gorgonias rojas


Las gorgonias, abundantes en aguas profundas


La morena (Muraena helena)


Los pólipos Leptopsammia pruvoti


Un espirógrafo Spirographis spallanzanii


Tordo (Simphodus tinca) con librea nupcial
siguiendo a una hembra


Un trescolas, Anthias anthias


Los trescolas son muy comunes a partir de los 25 metros


El alga introducida Asparagopsis armata

 

Queremos agradecer la hospitalidad de nuestro amigo Lluis Sayeras por proporcionarnos esta agradable oportunidad de disfrutar del medio marino que él tanto conoce y ama.


© Texto: Eulàlia Rodés
© Dibujo: Josep Mª Dacosta

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2013  Todos los derechos reservados


Última modificación: 31 desembre 2012 10:59


Hemos recibido visitas

M@re Nostrum