M@re Nostrum

El Grapissar
Un nuevo espacio submarino protegido
Publicado en el número 29 de Catalunya Rural i Agrària
por M.Lobera, F.López y J.Rodon


Localización del área protegida.

n aplicación de la Ley 4/1989 del 27 de Marzo, sobre la conservación de espacios naturales y de la flora y la fauna silvestre, el D.A.R.P. (Departament d'Agricultura, Ramaderia i Pesca de la Generalitat de Catalunya), haciendo caso de las propuestas del grupo submarinista Sotavent, de la localidad del Vendrell (Tarragona), ha propuesto la protección de un nuevo espacio submarino.

Se trata de una zona marítima delante del término municipal del Vendrell, cerca del puerto deportivo de Comarruga, denominado popularmente La Masía Blanca.


La posidonia, una planta típica de estos fondos

Si se compara con los espacios protegidos de las Islas Medes o del futuro parque de Cap de Creus, éste es un espacio relativamente pequeño, tan solo 22 hectáreas. El hecho de que esté a pocos metros de la playa y que sus fondos arenosos alberguen gran variedad de organismos vegetales y animales en aguas poco profundas, hace que este lugar sea especialmente atractivo.

Con el decreto de protección se prohibe la pesca en cualquiera de sus modalidades, el fondeo de embarcaciones y la navegación en el área protegida. Además, se controlan las visitas y se crea un Consejo Asesor.


Esponjas y otros organizmos bentónicos de la zona

Sin duda, esta protección conservará un espacio óptimo para la puesta y el reclutamiento de organismos, se preservarán los herbazales adyacentes y se convertirá en una buena alternativa al turismo que, atraído especialmente por el parque de Port Aventura, visita la zona.

La experiencia de las Islas Medes es una buena referencia para poder afirmar que los espacios submarinos protegidos se transforman en una fuente de riqueza y de civismo. Desde que se protegieron las Islas Medes, no solo se han recuperado la flora y la fauna del fondo marino, sino que a su alrededor crece y se mantiene un turismo que, respetando la naturaleza, disfruta de sus encantos.

 


Un típico compañero de inmersión:
la cabrilla

Con estas medidas de protección, el Grapissar de la Masía Blanca se convertirá también en una nueva reserva del ecosistema marino, a la vez que en centro de atracción para las actividades deportivas de calidad, como la inmersión, y también en un espacio educativo, donde se pueden crear gran número de itinerarios educativos y culturales, accesibles a los estudiantes y a los amantes de la naturaleza.

 

 

ACTUALIDAD

La reserva marina de Masia Blanca tiene finalmente (2004) este perfil:

Fuente: Xavier Escribà (Sotavent)

Enlaces relacionados

© M.Lobera, F.López y J.Rodon

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:29


Hemos recibido visitas