M@re Nostrum

OCHO CONSEJOS
PARA LA INMERSIÓN SIN PROBLEMAS
por Miquel Pontes

e aquí un puñado de consejos que no estaría de más tener en cuenta a la hora de hacer inmersión. Muchos buceadores no los tienen en cuenta, aunque nunca los olvidan del todo.

No hacer caso de ciertas recomendaciones no tiene mayor incidencia si hacemos una inmersión tranquila, pero estas notas pueden salvarnos de un apuro si el mar nos muestra su indómito carácter...

No hay que olvidar que no estamos adaptados en absoluto al medio marino, si bien nuestros equipos nos permiten introducirnos brevemente en él.

  1. Manténte en forma. Practica ejercicio con regularidad para poder soportar las condiciones de la inmersión sin fatigarte.
     
  2. Bebe agua en cantidad, en especial si haces inmersión en zonas cálidas. La deshidratación incrementa el riesgo de accidente de descompresión.
     
  3. Duerme todo lo que necesites. La fatiga aumenta el riesgo de accidente de descompresión. Procura dormir toda la noche en tus viajes de buceo.
     
  4. Procura no beber alcohol (o no beber mucho). El alcohol provoca deshidratación al vaciar los líquidos del cuerpo por la orina, y la deshidratación aumenta el riesgo de accidente de descompresión.
     
  5. Evita bucear si te encuentras mal. Un buceador indispuesto puede no ser capaz de afrontar las situaciones que puede encontrarse debajo del agua.
     
  6. Evita el ejercicio importante antes, durante y después de la inmersión. El cansancio muscular aumenta el riesgo de accidente de descompresión. Durante la inmersión, puede provocar la pérdida del ritmo respiratorio, con el consecuente aumento en el consumo de aire, además de aumentar la absorción de nitrógeno en los tejidos por encima de lo normal. Este punto no se tiene en cuenta en las tablas de descompresión y tan sólo ahora comienzan a aparecer ordenadores que lo contemplan.
     
  7. No pases frío. El nitrógeno se disuelve más fácilmente en los tejidos fríos que en los calientes, de forma que al tejido frío le cuesta más eliminar el nitrógeno acumulado. Protégete adecuadamente, tanto dentro como fuera del agua. Además, así se está más confortable.
     
  8. Los buceadores de más edad deben tener más precaución. Existe la creencia general de que los buceadores de más edad tienen un riesgo más alto de accidentes, debido a su menor actividad física y a la presencia de otras enfermedades o molestias. Deben considerar reducir sus tiempos de inmersión en un 20 o 30% y no entrar en descompresión.

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas