M@re Nostrum

Narcosis a fondo
por Guillermo Ghiotto
Director del ENBAS
Instructor Trainer Tech IANTD
Instructor de la Gendarmería Nacional
Instructor de la Prefectura Naval Argentina
Instructor PADI y PDIC
Instructor de Primeros Auxilios

l nitrógeno fue un gas descubierto a finales del siglo XVIII, el llamado “Siglo de las luces”. En 1772 el químico francés Lavoisier nombra por primera vez al nitrógeno, llamándolo “azote” (sin vida), en contraposición al oxígeno, descubierto por el farmacéutico C.W.Scheel, asociado al proceso de combustión. La historia haría que el francés J.A.C.Chaptel definiese el nitrógeno y lo asociase a su símbolo químico “N”.

El nitrógeno tiene un papel importante para la vida en la tierra. Por más que los buzos maldigamos su existencia, el nitrógeno tiene su porqué: Los animales y plantas no pueden utilizar directamente el nitrógeno que hay en el atmósfera; este gas debe ser transformado en unos compuestos orgánicos conocidos como nitratos. Este proceso lo realizan una serie de bacterias que viven en las raíces de las plantas, líquenes y algas. Así los vegetales incorporan los nitratos a sus tejidos en forma de proteínas y de ahí, mediante la cadena alimenticia, llegan a los diferentes seres vivos.

En los años 40, poco después de la Segunda Guerra Mundial, el buceador francés Jacques Cousteau, inventor del Aqualung, estaba haciendo pruebas con su nuevo invento para saber hasta que profundidad se podía llegar. Un oficial de la Marina Francesa llamado Farges se ofreció como voluntario. Farges fue descendiendo cada vez más profundo e iba relatando por escrito lo vivido cada 10 metros a medida que descendía. Hasta los 60 metros no se visualizaba el efecto narcótico del N2. A los 90 metros ya era difícil entender lo que escribía y llegó hasta los 120 metros, donde se ahogó por el efecto narcótico.

En buceo técnico se enseñaba una modalidad de “DEEP AIR” (Aire Profundo) que permitía hacer descensos con aire comprimido hasta límites irracionales. En mi experiencia personal he hecho buceos con aire comprimido hasta la cota de 90 metros, algo que hoy en día esta totalmente contraindicado, ya que se puede entrar en convulsiones debido a la acción conjunta del oxígeno y del nitrógeno.

La TDI y la IANTD, dos de las certificadoras de buceo técnico más conocidas a nivel mundial, están derogando sus cursos de DEEP AIR y los están reemplazando por los de Trimix Recreacional (una mezcla respirable de oxígeno, nitrógeno y helio) mucho menos narcótica que el respirar aire a una misma presión. La primera agencia en incursionar en esta filosofía de enseñanza es la IANTD y para hacer buceos de profundidad, a partir de los 50 metros, obliga a realizarlos con una mezcla Trimix.

EN BUCEO ES ALGO DIFERENTE

En el proceso respiratorio definimos al nitrógeno como un gas inerte. Cuando respiramos, el oxígeno es metabolizado y transformado en nutrientes, energía, calor, etc., en cambio el nitrógeno no se utiliza para nada. Este proceso es bien diferente a medida que aumentamos la presión parcial del gas, pues el nitrógeno es el causante de la famosa narcosis (conocida como la borrachera de las profundidades) y del síndrome de descompresión.

El nitrógeno es un gas incoloro e inodoro, pero muy narcótico a presión. Sus efectos son directamente proporcionales a la presión. Decimos que existe narcosis cuando el nitrógeno alcanza una presión parcial de 3,16 ata. Sus síntomas son similares a los efectos del óxido nitroso, utilizado antiguamente por los dentistas como anestésico. Por esto podemos afirmar que antes de la inconsciencia ocurrida por la narcosis, se produce un efecto de anestesia.

Por más que los buzos aprenden en sus cursos que los efectos de la intoxicación por N2 aparecen a partir de los 30 metros, todo depende de la presión parcial y de otros factores determinantes.

SÍNTOMAS Y SIGNOS

Podemos decir que la narcosis es una alteración del funcionamiento del sistema nervioso central (SNC), que produce modificaciones en las habilidades del buceador. Los síntomas de la narcosis dependen de varios factores como ser, entrenamiento en buceo profundo, condición física, factores psicológicos, stress, frío, ejercicio extremo, etc., pero tarde o temprano aparecen. Tampoco todos los días son iguales, pudiendo haber diferencia entre ellos. Los síntomas se los asocia a la borrachera por alcohol.

En este cuadro tratamos de enumerar sus síntomas en tres grandes categorías:

  1. Sensaciones subjetivas
    Estas son las sensaciones que más escuchamos describir a los buceadores. Esta asociada a la euforia, exceso de confianza, desatención y variación de los estados de atención. Para saber si un buzo es afectado por este tipo de intoxicación podemos realizar cuestionarios, descripción de listas, capacidad de trabajo, etc.

  2.  
  3. Disminución de la función cognitiva
    Estas funciones son procesos elevados del cerebro, incluyendo percepción, pensamiento, comprensión y memoria. El síntoma más común para ver afectado este campo es la dificultad en asimilar otros hechos, disminución en los procesos de pensamiento y pérdida de memoria.
     
  4. Disminución de la actividad mental y pérdida del control neuromuscular y la coordinación
    Además del aumento en los errores de la función cognitiva, la narcosis reduce significativamente la velocidad de resolución, o sea, disminuyendo el tiempo de reacción. La coordinación neuromuscular se ve disminuida por la narcosis pero este efecto solo se observa a altas profundidades. Pruebas de laboratorio demostraron que los buzos no eran capaces de pelar castañas bajos estos efectos.

A profundidades extremas (buceando por debajo de los 90mts con aire) se comprueban estados de alteración de la conciencia, estados maníacos depresivos, alucinaciones y hasta lapsos de conciencia.

ANESTESIA POR NARCOSIS

Muchos de los gases inertes respirados a altas presiones producen un principio de anestesia. Cada gas narcótico tiene su propio potencial anestésico. Por ejemplo el nitrógeno y el argón son altamente narcóticos, en cambio el Helio y el neón tienen un bajo poder de afección.

Debido a su parecido con la anestesia, la narcosis es conocida y aceptada como una manifestación de efectos de gases anestésicos. Los efectos de la narcosis y los gases anestésicos son idénticos. Los trabajos realizados en monos y en seres humanos, hacen que podamos ver el similitud de los efectos.

Por más que día a día se sigue investigando, la narcosis y la anestesia parecen tener su efecto en la sinapsis (comunicación eléctrica entre las células) del sistema nerviosos central. Así, las moléculas de gas absorbidas hacen que las membranas que las absorben se expandan, con lo que falla la comunicación eléctrica entre ellas. De hecho, la mayoría de las drogas trabajan modificando la sinapsis química de transmisión. Los anestésicos aumentan la acción de una variedad de inhibidores de los neurotransmisores, particularmente los GABA en su sinapsis específica, disminuyendo la frecuencia de acción potencial, creando una depresión en el sistema nervioso , produciendo la anestesia.

Los efectos del nitrógeno pueden ser fácilmente contrarrestados por los buceadores, simplemente ascendiendo a menos de 30 metros de profundidad, donde la presión parcial del gas es menor a 3,16 ata.

 

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas