M@re Nostrum

Sugerencias para los submarinistas
que quieran proteger el entorno
por Josep Mª Dacosta

Estos consejos proteccionistas son la conclusión de un ciclo de formación sobre diferentes temas subacuáticos impartido en el Centro AQUATICA de l'Estartit, Costa Brava, Gerona; España

  • Si queremos observar los organismos que viven bajo las rocas, hemos de procurar retornarlas a la posición inicial. Hay que tener en cuenta que en algunos lugares esto no esta permitido.
     
  • No es necesario romper erizos para atraer peces, generalmente lábridos, como la doncella o el pejeverde. Basta con rascar la superficie de las rocas cubiertas de algas para que estos animales se acerquen.
     
  • Presta atención cuando entres en cuevas y agujeros ya que con la grifería de la botella podrías dañar a los organismos que viven en los techos. También hay que tener cuidado para no levantar el cieno ya que, aparte de influir en nuestra orientación, puede afectar a los organismos que no toleren la lluvia de sedimentos.
     
  • No os agarréis a las gorgonias ni corales ya que podrían romperse o quedar arrancadas. Lo que hoy veis tan espléndido puede haber tardado años en crecer.
     
  • Si queréis coleccionar conchas de caracoles y de otros moluscos, recoged solamente las que no tengan ningún ser vivo dentro. Con paciencia y constancia se encuentran muchos ejemplares en razonable estado de conservación, sin que tengáis que deshauciar a ningún molusco ni cangrejo ermitaño.

    En cualquier caso hay que tener presente que hay especies protegidas, como el caracol Tritón del Mediterráneo (Chariona nodifera) o el bivalvo Nacra (Pinna nobilis). También hay lugares en el mundo en donde no dejan recoger conchas, aunque no haya absolutamente nada dentro, como por ejemplo en las islas Galápagos.
     
  • No tiréis ningún residuo al mar, y menos si se trata de plásticos o pilas. Además de destrozar la estética del fondo marino, son un peligro medioambiental.
     
  • Atención con vuestras aletas y con la flotabilidad. No controlar estos dos aspectos puede provocar destrozos en el fondo marino.
     
  • Los organismos pueden ser contemplados pero no han de ser molestados repetidamente. No insistáis en hacer replegar los mismos ejemplares de animales filtradores, como los gusanos tubícolas, los alcionarios, los ceriantus, etc.
     
  • Todo el mundo conoce la importancia ecológica de los fondos de posidonia. Por esta razón no ancléis sobre ellos.
     
  • En el mar no hay solo peces. El mundo de los pequeños invertebrados ofrece colores extraordinários y estrategias de vida que no tienen nada que envidiar a los organismos tropicales. Buscad simbiosis, parásitos, mimetismos y otras relaciones ecológicas que, además de haceros disfrutar de la inmersión, os invitarán a aprender cosas sobre la biología marina.
     
  • Lo que nosotros hagamos como submarinistas puede ser un modelo para otros buceadores. Demostremos nuestro respeto al medio. Cuando vayamos a bucear a otros países nos convertiremos en embajadores de nuestras tierras y crearemos una opinión sobre nuestro país así como sobre nuestros compañeros que aún no han ido.

¡ BUENAS INMERSIONES !

© Texto: Josep Mª Dacosta

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas