M@re Nostrum

Atlantis II
Operativo Zorba (fase IV)
13 de junio de 1999
por Cristina Cioffi

TLANTIS II es la tarea de tendido y enterramiento de un cable submarino de fibra óptica para las telecomunicaciones entre Sudamérica y Europa. La empresa contratante del servicio Alcatel-Techint (Francia), formó un consorcio de empresas telefónicas para el mantenimiento de las comunicaciones entre los siguientes países: Alemania, Francia, Italia, España, Portugal, Brasil y Argentina.

Las embarcaciones implicadas en la operación -reciben el nombre de buques cableros- fueron cuatro: N.C.Vercors (Francia), C.S.Teneo (España), C.S.Teliri (Italia) y Maerks Defender (Dinamarca).

El punto de partida del proyecto ATLANTIS II fue la ciudad de Lisboa (Portugal) y el trayecto que se ha seguido para el tendido del cable submarino pasa por las Islas Canarias, las islas de Cabo Verde, Las Toninas (Argentina), Montevideo (Uruguay) y finaliza en Río de Janeiro (Brasil).

La fase IV del operativo tuvo lugar a 10 kilómetros mar adentro, frente al lugar de la costa conocido como Las Toninas, en la provincia de Buenos Aires. Las Toninas es una pequeña localidad marítima situada a unos 200 km al noroeste de Mar del Plata. La coordinación de este operativo se llevó a cabo entre el Comando de Operaciones Navales y la Agencia Marítima NABSA.

El cable submarino consta de un núcleo de fibra óptica del diámetro de un cabello, envuelto en una capa de plástico con resina, que a su vez está recubierta por una malla de alambres de acero y un tubo de cobre, que a su vez está contenido dentro de un grueso tubo de plástico de apariencia siliconada.

Este conjunto está embutido en un tubo de aluminio electrostático y finalmente protegido por una cubierta de goma vulcanizada.

En la imagen vemos el montaje de uno de los repetidores que permiten la transmisión de datos a través de miles de kilómetros bajo el mar.

El cable submarino se tiende en el fondo manteniendo la velocidad de la nave a unos 3 nudos, este día el barco se acercó hasta unos 1200 metros de la costa, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, dominadas por el viento del Norte.

En la imagen vemos el tendido del cable desde el barco cablero hacia la costa.

Es ese momento tuvo lugar una importante incidencia. Se desprendió uno de los cuatro "muertos" de 3500 kg con que opera el buque para lograr la máxima estabilidad durante el tendido del cable.

Rápidamente la Armada Argentina inició un operativo para recuperarlo. Partimos de la base de operaciones a las 7:30 de la mañana y entramos en el agua, que estaba a 17 ºC, hacia las 8:15, donde nuestro equipo, formado por 8 buzos, localizó el muerto hacia las 10:30. En la búsqueda se emplearon tres lanchas neumáticas y una sonda tridimensional portátil. Para la aproximación final se empleó la técnica de búsqueda circular en el campo del ancla.

Una vez localizado el "muerto" se bajó el cable de acero de la grúa y se fijó al mismo, tras lo cual el barco pudo recuperar la valiosa pieza.

La jornada se despidió después de arduas tareas de recuperación de este importante eslabón, imprescindible para lograr el objetivo final: posar en el lecho marino 6 finos cabellos de fibra óptica que mantendrán comunicado al mundo en tiempo real.

En las siguientes imágenes podemos ver las etapas finales de la recuperación del "muerto" con su subida a cubierta.



La nave que tuvo a cargo la coordinación del operativo -organizado por el capitán de corbeta Don Roberto Augusto Ulloa- fue el AVISO, comandado por el Teniente Olivieri. El AVISO es una embarcación de origen americano que se incorporó a la Armada Argentina en 1988. Tiene 58 metros de eslora y 14 de manga, un calado máximo de 3,7 metros y desplaza 1600 toneladas. La tripulación está formada por 39 personas.

Estos hechos ocurrieron el 13 de junio de 1999, día en que se finalizó el tendido del Atlantis II después de recorrer 13.000 km.

Un poco de historia (1840-1999)

Los primeros cables submarinos transmitían señales telegráficas. El primer cable submarino se instaló en 1840 uniendo Inglaterra y Francia. Su duración fue muy breve, puesto que un pescador lo enganchó con sus redes y lo cortó (para regalárselo a su esposa...)

Las tecnologías de navegación de la época eran insuficientes para largar y extender el cable sobre el fondo marino, por lo que pasaron varios años antes de que se intentase efectuar un tendido de un nuevo cable.

En 1864 se hizo el primer intento de unir dos continentes, Europa y América. Se efectuó el tendido de un cable que unía Inglaterra con Nueva Scotia (EEUU). Empleando el recorrido más corto extienden un nuevo cable, el cual es cortado por una ballena (para regalarselo a su ballenato...)

En 1866 se unen finalmente Europa y América mediante un cable telegráfico. Hay grandes festejos en los que, la entonces Reina de Inglaterra, intenta comunicarse con el Presidente de los EEUU. Previamente se había logrado enviar pequeños mensajes, con un total de unas 700 palabras, pero cuando la Reina se dispone a hablar con el Presidente... se cortó la luz... y es que en aquellos años aún no se había descubierto la ley de Ohm, ley básica de la electricidad por la cual la intensidad de la corriente que circula por un conductor es directamente proporcional a la diferencia de potencial entre sus extremos.

En 1867, se instala un nuevo cable y ese si funciona... finalmente, después de un año, pudieron comunicarse la Reina y el Presidente, espero que no estuvieran sentados esperando todo este tiempo... Una vez en marcha, el sistema era bastante caro, pues el costo de transmisión era de 7 doláres y medio por palabra.

En 1878 Argentina se incorpora a la red mundial de comunicaciones telegráficas.

Estos cables primitivos duraron cerca de 100 años hasta que, a comienzos de la década de los sesenta, empiezan a instalarse los cables analógicos, los cuales han durado unos 30 años.

Hoy en día todos los cables submarinos que se instalan son digitales, es decir, que a través de un cable en el que originalmente solo pasaba una señal, hoy en día se transmiten 2.600.000.000.000 (2,6 billones de bits por segundo) dentro de los cuales hay conversaciones telefónicas, transmisiones de datos, etc.

Por si esta velocidad no fuera suficiente, ya se está trabajando para incrementarla varias veces: Se calcula que el cable Atlantis II tendrá una vida de unos 10 años durante los cuales se conseguirá multiplicar por cuatro su capacidad de transmisión nominal, fijada hoy en día en 2,6Gbps.

Estos detalles técnicos fueron proporcionados por el Sr. Guillermo del Castillo en un día de lluvia en que no se pudo navegar frente a Las Toninas por culpa del viento del Sudeste.

Staff

Los integrantes del operativo pertenecen al Servicio de Salvamento y Protección del Medio Ambiente de la Armada Argentina, radicado en la Base Naval de Puerto Belgrano, a unos 25 km de Bahía Blanca. Todo el personal procede de la Escuela de Buceo de la Base Naval de la ciudad de Mar del Plata, que fue la primera escuela de buceo de Argentina, fundada en el año 1821.

La formación de los buzos de la Armada Argentina se divide en tres aspectos fundamentales: combate, salvamento y medicina. Este último punto es bastante importante puesto que la escuela de buceo cuenta con un centro de medicina hiperbárica, en el que se tratan enfermedades y/o accidentes como: síndromes de descompresión, traumas craneales o de médula espinal, edema cerebral agudo, cefaleas refractarias, sordera súbita, síndrome de Meniere, esclerosis múltiple, pioderma gangrenoso, insuficiencia vascular cerebral, etc. así como otras afecciones provocadas por agentes químicos y/o físicos, alteraciones tróficas e intoxicaciones.

Esta explicación fué proporcionada por el suboficial Eduardo Navarrete, de la Escuela de Buceo Mar del Plata, mientras nos mostraba las instalaciones.

He aquí la relación de los integrantes del operativo Zorba:

Por la Armada Argentina:

  • Jefe del S.I.S.A.: Capitán de Fragata Diego Eduardo Milles
  • Jefe de la Unidad: Teniente de Corbeta Eduardo Galante
  • Suboficial Mayor Jorge H. Ortiz
  • Suboficial Principal Juan Carlos Berro
  • Suboficial Segundo Abel Julio Acuña
  • Cabo Principal Fabio Torres
  • Cabo Principal María Mercedes Moyano (Especialista en medicina hiperbárica)
  • Cabo Primero José Ignacio Bazán
  • Cabo Primero Ceferino Duarte
  • Cabo Primero Darío Veloso
  • Marinero 1ª Raúl Yeri

También intervinieron:

  • Los empleados de Marinetch S.A.
  • Ingeniero Demitris Skatouforus
  • El buzo Gregory

El lector debe recordar que esta actividad fue documentada en junio de 1999 y que, por tanto, los capitanes y algunos integrantes del Servicio de Salvamento ostentan otros cargos y destinos, por ejemplo, el Capitán Diego Milles ahora es Capitán de Navío y desempeña sus funciones en el Comando de Operaciones Navales.

La que os escribe sigue, como siempre, documentando este tipo de actividades para la Armada Argentina. Espero que esta información os interese, en cualquier caso está dedicada al joven rodeado de aparatos de radio que aparece como colaborador de M@re Nostrum...

¿El precio de este informe? que mi buzón de email estalle de opiniones.

Escribidme a Cristina Cioffi [cristinacioffi@hotmail.com]



© Texto: Cristina Cioffi
© Adaptación y maquetación: Miquel Pontes

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas