M@re Nostrum

El pecio "Las Calderas"
por
Salvador Magariño
¿Has buceado alguna vez en Tarifa? Visita www.divetarifa.com
fotos de Oscar Rulli
(Campeón fotosub de Andalucia en 2002)

uchas son las razones por las que los submarinistas queremos visitar los "esqueletos de dinosaurios" del fondo del océano. A este Diplodocus todavia no se le aprecia el esqueleto; probablemente tendrá que pasar otro siglo hasta que se le comiencen a ver las costillas.


Parte de la proa del pecio
Click para ampliar

El pecio de "Las Calderas" es uno de esos restos de los que contínuamente nos hacemos las mismas preguntas: ¿cómo naufragó? ¿que ocurrió hasta llegar a la isla de Tarifa? ¿fué de noche o de día? ¿con Levante o con Poniente?. El caso es que ahí está, esperando nuestra silenciosa visita, para que lo observemos durante su lenta pero inevitable oxidación.

Por su situación podemos deducir que el naufragio fue causado, posiblemente, por el estallido de una de las calderas y, posteriormente, el mismo temporal de Poniente lo incrustaria contra la isla. Otra posibilidad es la colisión con otro vapor de palas, el "San Andrés o Rivera del Miño", que se encuentra hundido a pocos metros de éste.


Las cuadernas del doble casco
Click para ampliar

El pecio de "Las Calderas" es un vapor inglés del siglo XIX, de unos 50 m. de eslora por unos 8 m. de manga. Se encuentra en el Cantil de Poniente de la isla de Las Palomas, a una profundidad que oscila entre los -10 y los -20 m., apoyado sobre grandes bloques de piedra.

La poca profundidad hace que la visita al pecio sea fácil y recomendada para todo tipo de buceadores. La inmersión debe hacerse con la marea de creciente, con la luna en cuartos o idealmente en el Reparo. Por la profundidad a que se halla, puede ser visitado durante más de una hora sin tener que entrar en descompresión.


Una de las tres calderas
Click para ampliar

Muy abundante es la fauna que lo habita, empezando por una amplia gama de nudibranquios, gusanos de fuego y algas, entre las que destacamos las Rodophitas, que prácticamente cubren todo el pecio. El colorido más abundante es el naranja de los Astroides calycularis, que pueblan toda la umbría del barco, en donde la vida es muy rica. Además, dependiendo de la época del año, podemos ver borriquetes, salmonetes, pargos, meros, sargos, gorgonias, rayas, peces limón, rodaballos, centollos y un largo etc. Todas estas especies son habituales en la zona de Tarifa.

Pero lo que más impresiona al submarinista es, sin duda, la visita a las grandes calderas. De varios metros de altura y en un excelente estado de conservación, preceden al pecio. Éste se compone de un amasijo de cuadernas y otros hierros que, momentáneamente, queremos componer para encontar las piezas del puzzle... Una tarea casi imposible, porque de repente se nos cruza un gran pargo o un banco de borriquetes que nos desconcentran. Entonces, mientras navegamos sobre la cubierta, descubrimos que el pecio está roto. Si descendemos, navegando por debajo de él podemos tocar la quilla y los remaches que todavía unen las placas de hierro.


Una torreta sobre la cubierta

Hierros por doquier

Click para ampliar

Situación del pecio junto a la costa

De nuevo el tiempo se nos agota, tenemos que volver a la gravidez. Durante el ascenso observamos cómo la silueta del Diplodocus se va confundiendo con el azul del oceano. Pero no podemos hacer nada para prolongar la experiencia, tan sólo volver a visitarlo lo antes posible.

© Texto y dibujo de Salvador Magariño 2003
© Fotos de Oscar Rulli
(Campeón fotosub de Andalucía en 2002)


Puerto Pesquero
11380 Tarifa (Cádiz)

¿ Has buceado alguna vez en Tarifa ?
Empieza por visitar nuestra Web: http://www.divetarifa.com
No dejes de consultar nuestras salidas diarias llamando al 609 71 81 15

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas