M@re Nostrum

¡ NO ME TOQUES !
Tratamientos sencillos para
cortes y picaduras en el mar
por Miquel Pontes

llí están, esperándoos, criaturas deseando envenenaros. Aunque sepáis controlar vuestra flotabilidad como un delfín puede ocurrir que caigáis en sus tentáculos hambrientos. Es el momento de poner vinagre en la herida...

LOS CNIDARIOS

No dejéis que su nombre os despiste, son unos seres desagradables, aunque algunos de ellos nos engañen con su belleza.

Entre ellos contamos con las anémonas urticantes, las medusas venenosas y el coral de fuego (que no es un verdadero coral) entre otros.

Sus armas se llaman nematocistos, células urticantes rellenas de veneno y una especie de dardo que lo introduce en sus víctimas. Este dardo miniatura puede, en algunos casos, atravesar la piel e inyectar el veneno.

Algunos nematocistos no pueden atravesar la piel de las manos, pero sí la de la cara, que es más sensible. Así que cuidado con lo que tocáis con las manos, aún con guantes, pues antes o después podéis tocaros la cara, para compensar, por ejemplo.

RECORDAD...

Manteneros apartados del fondo y él se mantendrá apartado de vosotros.

Los hidroideos como el coral de fuego producen una inmediata sensación de quemadura, seguida por una inflamación importante que se produce en unos 30 minutos y que puede tardar varios días en remitir.

Las picaduras de las medusas causan un intenso dolor de quemadura y dejan ampollas que pueden dejar cicatrices importantes.

Las picaduras más serias, como la del "stinger", "fisalia" o "carabela portuguesa", tienen como síntomas: espasmos musculares, vómitos, shock e incluso paro cardíaco.

REMEDIOS

Eliminar los tentáculos con guantes o pinzas (para evitar que nos piquen también a nosotros) y aclarar con agua salada. El agua dulce o el hecho de rascarse disparará los nematocistos que aún no lo hubieran hecho.

Desactivar los nematocistos restantes con una solución al 5% de vinagre, hasta que pare la comezón. Si no disponéis de vinagre, se puede emplear alcohol.

Aplicar crema de afeitar y rascar la piel con una cuchilla para eliminar los nematocistos. Una pasta de barro, harina o talco, rascada con un cuchillo de inmersión, o una tarjeta de crédito, también funciona.

Secar la piel y aplicar un ungüento de hidrocortisona, tomar difenhidramina para aliviar la reacción alérgica.

Mantener a la víctima quieta para evitar que el veneno se extienda, procurando que la parte afectada quede elevada respecto al corazón.

Las picaduras serias que pueden poner en peligro la vida, con síntomas como espasmos musculares, dificultad en respirar y shock requieren atención médica urgente.

CORALES

Rozar un coral, cosa que nunca deberíamos hacer pero que de vez en cuando pasa, elimina la capa protectora mucosa que los recubre. Aunque los nematocistos del coral no afectan mucho a los humanos, los cortes y abrasiones producidos por su estructura calcárea de base, extremadamente afilada, sí son peligrosos, pudiendo causar quemazón y ampollas. Este "envenenamiento por coral" puede tardar hasta 6 semanas en curar.

REMEDIOS

Limpiar la zona afectada con agua y jabón, aplicar una solución de vinagre al 5% (o bien alcohol) en las heridas, y aplicar ungüento de hidrocortisona.

De todas formas, lo mejor es mantener una buena flotabilidad; no os acerquéis demasiado al arrecife. Además así preservaremos su belleza al no rozarlo con nuestras aletas y demás equipo.

ERIZOS

Estos punzantes seres submarinos están envueltos de púas como agujas hipodérmicas que se rompen una vez han atravesado la piel, inyectando veneno.

En casos de heridas serias pueden dar como resultado alteraciones de la visión, cierto entumecimiento, enrojecimiento del área afectada, etc.

En casos de múltiples heridas graves, puede aparecer debilidad, parálisis, dificultades al respirar y llegar incluso la muerte.

REMEDIOS

Lavar el área afectada con agua caliente (40-45 grados) de 30 minutos a una hora.

Eliminar las púas clavadas. Las espinas en articulaciones, tendones o nervios deben ser eliminadas quirúrgicamente lo antes posible.

Podremos dejar una espina que nos resulte inaccesible tan solo si no ha penetrado una articulación, un nervio o un vaso sanguíneo.

Limpiar la herida con una solución antiséptica y tomar antibiótico para prevenir la infección.

EL MEJOR CONSEJO

Dejad la piel descubierta para la playa y bucead siempre con un traje protector completo, aunque sea fino (Lycra, p.e.)

No hemos tocado el tema de picaduras de peces nocivos, como las escórporas y arañas, y en mares tropicales del pez escorpión, el pez piedra, y otras alimañas que comentaremos en otra ocasión.

Recordad que flotabilidad significa esto: hay que flotar. Manteneros apartados del fondo y él se mantendrá apartado de vosotros.


 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas