M@re Nostrum

Deshidratación, diuréticos y buceo
por Jeff Davis
traducción y adaptación por Miquel Pontes

bandamed.gif (223 bytes)

Diuréticos: "medicaciones y productos químicos que hacen que el cuerpo excrete más líquido del normal, generalmente a través de los riñones"

os diuréticos añaden su efecto a la deshidratación provocada por el ejercicio mediante dos mecanismos: el sudor y la pérdida de agua causada por la respiración. El buceador debe tener en cuenta, además, otras pérdidas de fluidos adicionales, provocadas por la actividad submarina, y tomas las medidas adecuadas para compensarlas.

  1. El aire contenido en nuestra botella es extremadamente seco. Al respirar, este aire llena nuestros pulmones, donde queda saturado de humedad. Cuando buceamos, el cuerpo pierde casi una doble cantidad de vapor de agua que en condiciones normales, tan sólo por el hecho de respirar.
  2. El simple hecho de respirar en condiciones de sobrepresión hace que los buceadores pierdan alrededor de 350 cc/hora del volumen de sangre en circulación, un fenómeno conocido como diuresis de la inmersión y observado también en apneístas y nadadores.
  3. El frío inhibe la hormona antidiurética, provoca una vasoconstricción periférica, conduciendo el líquido nuevamente dentro del cuerpo y estimulando diuresis, lo que da como resultado una pérdida de volumen de plasma.
  4. La hipercarbia (mayor presión parcial de CO2) asociada al buceo disminuye la hormona antidiurética, induciendo una pérdida de fluido del volumen plasmático.
  5. Las bebidas diuréticas como el alcohol, el café o el té contribuyen asimismo a la pérdida de fluidos, contribuyendo a la deshidratación previa a la inmersión.
  6. Khosla descubrió en 1979 que hay una hemodilucion de un 4% en el principio de la inmersión al entrar parte del fluído extracelular en el torrente sanguíneo, dando como resultado un aumento del volumen central de la sangre. Esto altera el funcionamiento de los receptores de presión y de volumen, provocando una inhibición adicional de las hormonas antidiuréticas y por tanto una pérdida de fluidos.
  7. Además de lo dicho, los estados crónicos de hipovolemia (reducción del volumen sanguíneo total) e hipokalemia (reducción de la concentración de potasio en sangre) causados por los diuréticos orales son peligrosos para los buceadores, aumentando su susceptibilidad al síndrome de descompresión y a las arritmias cardiacas, respectivamente.
  8. Otro factor importante es la simple deshidratación por calor, tras una exposición prolongada al sol en verano, contribuyen de forma notable a la reducción del volumen de líquido en nuestro organismo. 

La importancia iniciar una inmersión bien hidratados no debe ser menospreciada.

La prehidratación de los buceadores debe incluir la ingestión regular de líquidos desde varias horas antes, incluso cuando no se tiene sed. Debe prestarse especial atención a la ingestión de líquidos en los 15 o 20 minutos previos a la inmersión y entre las diferentes inmersiones, en el caso de inmersiones sucesivas.

Para estar seguros de la correcta hidratación del buceador, la orina debe ser "clara y copiosa".

bandamed.gif (223 bytes)

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 06:03


Hemos recibido visitas