M@re Nostrum

Afrodita
por Josep Mª Dacosta

frodita, diosa del amor, nació de la espuma del mar. Desembarcó en primero en Citera y posteriormente en Chipre. Por este motivo, los escritores clásicos la denominan también Cipris, una evocación a esta isla griega.

Al ser también la divinidad de la belleza, su nombre Cipris ha sido utilizado para bautizar un género de moluscos, -las cipreas, Cypraea - la concha de los cuales posee una gran hermosura.


Una bella concha de ciprea, la Macrocypraea cervus

Venus, nombre romano de Afrodita, ha servido para denominar moluscos bivalvos, ya que el mito de su nacimiento cuenta que surgió de las aguas encima de una concha de nácar, como podemos ver en las reproducciones de estas obras:


Una óptica de Figueres (Girona, España)
utiliza como reclamo publicitario parte del
cuadro de Sandro Botticelli "El nacimiento de Venus"


El nacimiento de Venus. Bouguereau


El nacimiento de Venus. Cornelis de Vos (1636)

De esta forma, la palabra venera proviene del latín veneria y significa concha de Venus, y es el nombre que reciben las conchas que llevaban los peregrinos. Venus es a su vez, un género de bivalvos.


Una "vieira" o concha de peregrino,
relacionada con Venus desde
tiempos inmemoriales.

Encontramos en la historia natural otros organismos cuyo nombre científico hace referencia a Afrodita o a Venus: Aphrodite aculeata es un gusano anélido de dudosa belleza, erizado de cerdas.


Aphrodite aculeata o ratón marino,
por University Marine Biological Station Millport


Aphrodite aculeata o ratón marino,
por Sue Daly, Marine Life of the Channel Islands

En cambio, Cestus veneris corresponde a la nomenclatura internacional del delicado ctenóforo conocido por cinturón de Venus que los buceadores pueden observar en sus inmersiones primaverales.


Cestus veneris, de la Guía submarina del Mediterráneo
por Aline Fiala-Médioni, Christian Pétron y Claude Rives
Ediciones Mundi Prensa (Madrid)

Arnald Plujà en su excelente guía de cabo de Creus, comenta que este accidente geográfico era "el antiguo promontorio de Afrodita de los griegos, el lugar de consagración del templo Veneris (Venus Pirinaica) según los romanos". Finalmente, con el cristianismo pasó a llamarse Caput crucis por la existencia de numerosas cruces.

Bibliografía

  • AUTORES VARIOS. Diccionario Anaya. http://www3.anaya.es/diccionario/diccionar.htm
  • AUTORES VARIOS. Nuevo diccionario ilustrado de la lengua española. Editorial Sopena. Barcelona. Año?
  • ANGLADA, Maria Ângels. Relats de Mitologia. Els déus. Edicions Destino. 1996, Barcelona
  • FERRARIO, Marco. Guía del coleccionista de conchas. Editorial de Vecchi. 1992, Barcelona
  • GRAVES, Robert. Los mitos griegos. Alianza Editorial, 1985. Madrid.
  • PERRIER, Rémy. La faune de la France illustrée. Tomo IB y IX. Editorial Delagrave. París, 1972
  • PLUJÀ CANALS, A. Estudi del cap de Creus. La Costa. Diccionari toponímic, etimològic i Geogràgic. Edición propia. 1996

© Texto: Josep Mª Dacosta

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2013  Todos los derechos reservados


Última modificación: 31 desembre 2012 10:59


Hemos recibido visitas

M@re Nostrum