M@re Nostrum

La cabeza de una vaca...
 que cambio el destino...
por Cristina Cioffi

os alhaja eran originalmente campesinos de la zona de Jerez de la Frontera (Andalucía, España). Luego de la batalla de Las Navas de Tolosa, en julio de 1212, fueron ennoblecidos, pues contribuyeron a la importante victoria de los Reyes de
Castilla, Aragón y Navarra sobre los musulmanes.

Uno de los alhajas informó a los cristianos de un paso por la montaña, a través del cual los árabes “quedaban a la intemperie”. ¿Cómo indicó la entrada al mencionado paso el astuto alhaja? Pues señalando el lugar con el cráneo de una vaca. Esta batalla cambió el curso de la historia, pues fue el inicio del fin de la Reconquista de España por los Cristianos, que acabaron expulsando a los árabes el 1492.

Tras los buenos resultados de la Batalla de las Navas de Tolosa, todo fue diferente: la familia cambió de nombre y obtuvo un escudo de armas. Tuvieron un importante papel en el descubrimiento del Nuevo Mundo, pues llegó un momento en que la vida de Alvar Núñez se pobló de viajes, de vida y de muerte, de descubrimientos... y de penalidades...

ALVAR NÚÑEZ "CABEZA DE VACA"

Alvar Núñez se unió a la expedición de Pánfilo de Narváez en 1527. Esta expedición tenía como objetivo el descubrimiento y colonización de la Florida. Desembarcaron en las costas de Texas en abril del año 1528, pero la pobreza del territorio, y las dificultades con que tropezó la expedición, les obligaron a regresar a las costas de Texas, donde Pánfilo de Narváez murió en un naufragio con muchos de sus hombres. Estos trágicos hechos aparecen en la obra de Alvar Núñez "Naufragios".

Tras dos años de expedición, en que murieron cerca de la mitad de los hombres que quedaban por culpa de las enfermedades y de los enfrentamientos con los indios, estos exploradores fueron finalmente capturados por los nativos en la isla de San Luis, Texas.

A principios de 1535, Alvar Núñez "Cabeza de Vaca" escapó de los indios junto con Andrés Dorantes de Carranza, Alonso del Castillo y Estebanico "el moro", y deambularon por las costas de Luisiana y Texas hasta que alcanzaron un puesto Español en el río Sinaloa, México.

Desde allí pudo regresar a España en 1537 donde, como agradecimiento, obtuvo el cargo de Gobernador del Río de la Plata. Entre 1541 y 1542 capitaneó una expedición que recorrió 1.600 km. por la costa sur del Brasil hasta Asunción, la capital de Río de la Plata.

Como adelantado de la Corona de España, Alvar Núñez descubrió unos impresionantes saltos de agua que bautizó como de Santa María, y que luego pasaron a llamarse Cataratas del Iguazú, basándose en el nombre guaraní del lugar; Iguazú significa 'agua grande'.

Tomó posesión como gobernador de la provincia del Río de la Plata en 1542, pero fue expulsado dos años después tras una revuelta. En 1544 volvió a España, esta vez arrestado, tras lo cual fue desterrado a África hasta el año 1556, cuando obtuvo el perdón y una pensión.

Su relato de la expedición de Narváez, "Relación" (1542), y sus narraciones sobre la ciudad de Zuñi y sus pobladores, una de las legendarias Siete Ciudades de Cibola supuestamente repletas de oro y riquezas, sirvió como aliciente para formar otras expediciones al continente americano, en especial las de los exploradores Hernando de Soto y Francisco Vázquez de Coronado, que finalmente demostraron que no había ni rastro de dicho oro.

“...Alvaro, luego de tanto sufrimiento y tras haber llegado cautivo por tus hombres nuevamente a España, donde permaneciste otros 8 años prisionero... ¿Recordabas las cataratas desde tu celda? ¿Sentías que la vida te había regalado una visión que seguramente te acompañaría hasta tu muerte? Porque no creo que hubieras olvidado tanta majestuosidad...”

IGUAZÚ

El Parque Nacional Iguazú fue creado en el año 1934 en la frontera de Argentina con Brasil y abarca unas 49.200 ha. A este territorio protegido se agrega el espacio destinado a Reserva Nacional formando un total de 55.000 ha protegidas en el noroeste de la provincia de Misiones (Argentina)

El río Iguazú forma en este lugar —a 12 km de su confluencia con el río Paraná— las mundialmente conocidas cataratas de Iguazú, que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

El río Iguazú se ensancha en el curso superior de las cataratas y se divide en numerosos brazos que forman las cataratas al llegar al precipicio. El salto más importante tiene unos 60 m de altura y se le conoce como la "garganta del Diablo".

Las cataratas se encuentran en una zona de clima subtropical que posee una fauna y una flora muy abundantes y características de este clima.

FOTOS

Click para ampliar las fotos

© Texto: Cristina Cioffi y Miquel Pontes
© Fotos: Julio Avelló (Iguazú Jungle Explorer)

 

  Navegación rápida

   


Aviso Legal

© Miquel Pontes 1996-2017  Todos los derechos reservados


Última modificación: 07 d’agost 2017 05:53


Hemos recibido visitas